Crimea y Cataluña
Banderas de Crimea y Cataluña. EFE

El referéndum celebrado este pasado domingo en la península de Crimea, que ha culminado con su independencia de Ucrania y posterior anexión a la Federación Rusa, ha generado entre diversos políticos españoles opiniones a favor y en contra de comparar Crimea con la situación en Cataluña y la consulta a la que la Generalitat ha puesto fecha para el mes de noviembre.

El presidente catalán, Artur Mas, no descartaba en una entrevista publicada el pasado domingo una "declaración unilateral de independencia" en Cataluña, si bien matizó que no era su "marco ideal, ni el mejor, ni el que queremos".

No obstante, en un acto celebrado ese mismo día, antes de conocerse el resultado de la consulta en Crimea, el presidente de la Generalitat marcaba distancias entre el referéndum crimeo y el proceso soberanista en Cataluña. Mas indicaba en la clausura de la Convención de CDC que, a diferencia de lo que ocurre en Cataluña, en Crimea existe "coacción" y no aprecia un "espíritu absolutamente pacífico". "Algunos nos han querido llevar a la comparación, otros nos han dicho que no perdamos la oportunidad de fijarnos en ellos, pero lo que pase allá no será asimilable a lo que pase en Cataluña", sostenía Mas.

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, reafirmaba este martes las palabras de Mas y afirmaba que está "preocupado" por el "ridículo continuo" del Gobierno central que, a diferencia de otros ejecutivos "serios del mundo", compara el caso catalán con el de Crimea cuando, a su juicio, no tienen nada que ver.

PP y UPyD ven un "paralelismo"

Sin embargo, las palabras de Mas han provocado la reacción de varios ministros y políticos, entre ellos la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, que ha alertado de que Mas "ha hecho suya la vía de Crimea" y está llegando a una situación "límite" en la que se está convirtiendo en un "peligro para la convivencia pacífica".

Mas ha hecho suya la vía de Crimea Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ve un "paralelismo absoluto" entre el referéndum de Crimea y la consulta soberanista de Cataluña. Para Margallo, el referendo crimeo "viola la Constitución ucraniana", que "es exactamente igual a los preceptos que tiene la Constitución española" en cuanto a la indivisibilidad de su territorio.

El portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, ha asegurado que "la posición en la que se está metiendo" Mas supone una "amenaza" a los diputados si no votan en el sentido en que quiere el mandatario catalán. "Es prácticamente un chantaje", ha asegurado el popular, para quien "el elemento común" entre Crimea y Ucrania es "que comparten situaciones de vulneración de la legalidad y las leyes internas". No obstante, ha agregado que más allá de eso "ni la historia ni las circunstancias se parecen en nada".

Sostienen que en ambos casos se ha optado por la ilegalidadNo han sido los 'populares' los únicos que ven un paralelismo entre Crimea y Cataluña. La líder de UPyD, Rosa Díez, ha insistido en que el paralelismo es "obvio" y, además, ha ido más allá en la comparación al señalar que en Crimea "se han dejado hacer muchas cosas esperando que la situación no llegara a dónde ha llegado. Y ha ocurrido". "Nuestro temor", ha advertido, es que en España ocurra igual y que, con esa idea "de a ver si escampa" y se encauza la situación, no ocurra así y al final "haya un presidente de una comunidad que decida poner las urnas en la calle".

Díez ha matizado que también hay "muchísimas diferencias", para empezar, Ucrania no es un país de la UE y España sí, ha señalado, pero en términos políticos hay una "similitud" que tiene que ver con el derecho nacional e internacional y con el incumplimiento de la legalidad, ha recalcado.

PSOE, CiU, ERC e ICV dicen que no hay comparación

El 'número dos' de la lista del PSOE al Parlamento Europeo (PE), Ramón Jaúregui, se ha referido este lunes al proceso soberanista de Cataluña y al referéndum de Crimea, aunque se ha negado a compararlos, ya que a su juicio "no tienen nada que ver" ambos casos. Respecto a Cataluña, ha abogado por "no alimentar la dialéctica extrema en que se sitúa el debate ni por parte del señor Mas, ni por parte de la señora Cospedal o la señora Camacho".

Tampoco ve comparación posible el exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Miguel Ángel Moratinos, que ha considerado este martes que Cataluña y Crimea "son situaciones  diferentes, pero hay lógicamente algunos elementos de similitud", punto en el que ha defendido que lo que hay "que hacer es que en nuestra Cataluña no ocurra", para lo que "hace falta trabajar", como imagina que están "haciendo todos los españoles, para mantener lógicamente esta Cataluña en España, que es lo que todos los españoles deseamos".

CiU: no hay ninguna similitud porque en Cataluña "el movimiento soberanista es de un extremo pacifismo" Soraya Rodríguez, portavoz del PSOE en el Congreso, ha descartado comparaciones entre Crimea y Cataluña y ha subrayado que "a la vista está que no es posible hacer ese paralelismo".

CiU, ERC, ICV-EUiA y el secretario de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Roger Alibyana, han coincidido en subrayar que lo que sucede en la península del Mar Negro no es comparable con el caso catalán.

En el caso de CiU, el portavoz adjunto de CiU en el Congreso, Pere Macías, descartaba este martes que hubiera puntos en común entre el caso crimeo y el catalán. En su opinión, no hay ninguna similitud porque en Cataluña "el movimiento soberanista es de un extremo pacifismo", se están utilizando instrumentos "legales y cívicos", y "no hay tampoco ninguna tropa de ningún país extraño invadiendo Cataluña".

El diputado de ICV Joan Coscubiela ha criticado las palabras de Margallo, que ha calificado de "despropósito", y ha señalado que es "un error" que se siga "crispando el ambiente" con el objetivo de "obtener réditos electorales" o que se quieran anticipar acontecimientos sobre sucesos futuros.