El Grupo Parlamentario Popular ha acusado al PSOE de Castilla-La Mancha de "despreciar" las instituciones en las que no gobiernan al poner en duda la labor del delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador.

Así ha reaccionado la diputada 'popular', Cesárea Arnedo, después de conocer que el PSOE ha pedido al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz; y a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, que aclaren las "incompatibilidades" de cargos de Labrador, quien también es responsable de Acción Electoral del PP regional.

Arnedo ha asegurado que la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha "está acatando las leyes que regulan el derecho a la manifestación". En este sentido, la 'popular' ha hecho referencia a la imputación del exalcalde socialista de Alcázar de San Juan José Fernando Sánchez-Bódalo, indicando que Labrador "no tiene la culpa" de esta imputación, sino que la culpa es de "quienes han sido los infractores".

La diputada del Grupo Parlamentario Popular también ha pedido al secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page, que "abandone el radicalismo" y que "se ponga al frente del PSOE", el cual "está alentando algaradas" en Alcázar de San Juan, lo que, según la 'popular', ha llevado a una "situación de violencia que han llegado a la agresión física del alcalde" de la localidad, Diego Ortega.

Consulta aquí más noticias de Toledo.