El secretario de Economía del PP cántabro, Luis Carlos Albalá, cree que el incremento de la deuda pública de la región en el año 2013 en un 7,18%, -lo que supone el menor aumento de todas las comunidades españolas-, demuestra que "la austeridad aplicada a los gastos más prescindibles" y "la eficiencia en los gastos presupuestarios" están dando los "resultados proyectados", de modo que, "por mucho que les pese a PSOE y PRC, Cantabria va a seguir mejorando".

Así lo ha expresado el parlamentario 'popular' en un comunicado en el que ha comparado el último dato del Banco de España con el endeudamiento de Cantabria durante el Gobierno PRC-PSOE, ya que en el periodo 2008-2011 creció en un 300%, ha apuntado.

"A diferencia del anterior Ejecutivo PRC-PSOE, el actual Gobierno del PP no comprometerá el futuro de las próximas generaciones de cántabros como irresponsablemente sí hicieron regionalistas y socialistas", ha aseverado Albalá.

En este sentido, ha expuesto que con el PP al frente del Gobierno el crecimiento de la deuda se ha debido "estrictamente" al sostenimiento del Estado de Bienestar y a "afrontar obligaciones en las que incurrió el anterior gobierno", como el pago a proveedores de 326 millones de euros en cerca de 100.000 facturas que "dejaron sin contabilizar", y de 200 millones de euros por la deuda generada por PRC-PSOE entre 2008 y 2011 vía financiación estructurada y que se ha contabilizado esta legislatura.

El portavoz económico del Grupo Popular ha opinado que la financiación estructurada fue la "fórmula" que practicó el anterior bipartito para "diferir gastos" y, en algunos casos, "ocultarlos del déficit", y ha añadido que el pago de la amortización e intereses de este mecanismo ha "comprometido los presupuestos del Gobierno de Cantabria hasta el año 2032".

"En concepto de amortización e intereses de la deuda contraída por el Gobierno PRC-PSOE, los cántabros estamos pagando cerca de 380 millones de euros al año, que suponen más de un millón de euros al día", ha cifrado Albalá, que ha lamentado que Ejecutivo de Ignacio Diego "no puede destinar como querría a más inversiones o a afrontar más programas generadores de empleo".

Ante esta situación, el Gobierno del PP en Cantabria "ha recortado el gasto improductivo; el gasto de empresas públicas; redujo a la mínima expresión partidas como publicidad, propaganda, dietas; y también tuvo que pedir un esfuerzo a sus trabajadores públicos y subir mínimamente algunos impuestos para cuadrar el déficit", ha enumerado Albalá, para quien con estas medidas, la economía va a mejor, "y parece que el PSOE y el PRC lo lamentan".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.