La crisis económica ha provocado un descenso de la tasa de emancipación de los jóvenes navarros, que en 2012 se situaba en el 25 por ciento, cuando en 2008 el 33 por ciento de la juventud en la Comunidad foral vivían en un hogar independiente.

Así lo ha destacado este martes en rueda de prensa el subdirector general de Juventud, Ángel Ansa, quien ha presentado el diagnóstico de la juventud navarra 2013 elaborado por el Observatorio Navarro de la Juventud.

Para la elaboración de este diagnóstico, se ha empleado el Informe de Juventud Navarra 2012, la actualización y ampliación de su panel de indicadores, un estudio comparativo entre jóvenes navarros y españoles, y datos internos del Instituto Navarro de Deporte y Juventud.

Según los datos puestos de relieve por Ansa, tres de cada cuatro jóvenes navarros viven en el hogar familiar y el 63 por ciento no lo abandonará si su situación socio-laboral es inestable. Del 25 por ciento de jóvenes que se han independizado, el 11,6 por ciento lo han hecho en un hogar propio y el 9,8 por ciento se ha ido a vivir con amigos o conocidos, una opción que está creciendo en los últimos años.

Ansa ha explicado que, según el estudio, el alquiler crece como opción residencial entre los jóvenes navarros. Si tuvieran que buscar una vivienda, la mitad lo harían en régimen de alquiler, el 25,5 por ciento en el mercado libre y el 24,5 por ciento en el mercado público. Por una vivienda libre en propiedad optarían el 20,5 por ciento y por una vivienda protegida en propiedad el 17 por ciento.

En cuanto a datos económicos, la tasa de desempleo de los jóvenes se situó en 2012 en Navarra en el 34,96 por ciento, mientras que en el conjunto estatal se elevó al 42,73 por ciento. A este respecto, Ansa ha resaltado que en 2005 la tasa de desempleo joven en Navarra era del 11,19 por ciento, en España el 14,22 por ciento.

La tasa de actividad, que mide la proporción entre los jóvenes que están incorporados al mercado de trabajo y el total de jóvenes, también ha descendido desde 2005. En concreto ha pasado del 64,94 por ciento registrado en 2005 al 50,8 por ciento de 2012. Por su parte, este último año la tasa de actividad se situó en el 56,19 por ciento en el Estado.

La tasa de emprendimiento juvenil, entendido como el porcentaje de jóvenes afiliados como autónomos en la Seguridad Social sobre el total de jóvenes inscritos, permanece estable en el 8 por ciento a lo largo del periodo 2006-2012.

Formación y educación

Por otra parte, el informe indica que el 59,6 por ciento de los jóvenes navarros tiene un título universitario, el 27,4 por ciento, un título de Formación Profesional y el 13 por ciento tiene como techo formativo la Educación Secundaria. El 45 por ciento de los titulados universitarios trabajan y el 39,2 por ciento de los titulados en FP también lo hacen.

Los jóvenes navarros presentan unas tasas de escolaridad en niveles no obligatorios (de 16 a 18 años) más elevadas que para el conjunto de España, sobre todo respecto a la población de 18 años. El abandono escolar está cifrado en Navarra en el 13,3 por ciento cuando en España está en el 24,9 por ciento y en Europa en el 13,5 por ciento.

Participación e ideología

El 54,75 por ciento de las personas jóvenes de Navarra se muestran muy interesadas o interesadas en la participación social y política de su municipio. Si bien este interés decrece a medida que aumenta el territorio geográfico, resultando la participación social y política nacional de poco interés. En el caso concreto de la Comunidad foral, el 14,3 por ciento de jóvenes se encuentran muy interesados en la participación social y política y el 34,5 por ciento, interesados.

Además, el 45,5 por ciento de los jóvenes votan en las elecciones, el 29,6 por ciento participan en manifestaciones autorizadas, el 27,3 por ciento firman en campañas de adhesiones y el 25,8 por ciento secundan las huelgas.

En cuanto a la ideología política, los jóvenes navarros se consideran de centro-izquierda. En concreto, en una escala de 1 a 10 (donde el 1 significa extrema izquierda y el 10 extrema derecha) se sitúan en el 4,24.

Respecto a la creencia religiosa, el 45,5 por ciento de los jóvenes se ha declarado ateo o agnóstico, en comparación a un 34 por ciento de creyentes no practicantes y un 13,6 por ciento de creyentes practicantes.

Relaciones personales

En cuanto a la relaciones personales, son pocos (el 15,6%) los jóvenes que nunca han tenido una relación afectiva especial, la mayoría o tienen ahora una pareja estable o la han tenido. Una quinta parte de los jóvenes tiene relaciones afectivas pasajeras. Es destacable el alto porcentaje de jóvenes navarros encuestados que nunca han tenido pareja con la que hayan convivido (el 70%) frente a la media nacional (el 51,4%).

La juventud navarra, según el diagnóstico presentado, se identifica sobre todo con su pueblo o ciudad, un 49,7 por ciento frente al 37,2 por ciento de la media nacional. También se muestra más sensibilizada con la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres y con el medio ambiente. En cambio, no hay diferencias en valorar lo más importante como la familia, la salud y la amistad.

Jóvenes y salud

El diagnóstico de la juventud 2013 también recoge datos relacionados con la salud. Así, sitúa la tasa específica de mortalidad en el 33,61 por 100.000 habitantes, cuando en el conjunto de España está en el 29,47.

Si se contempla este dato por sexo, los varones presentan una mayor tasa de mortalidad (46,04 por 100.000) que las mujeres (20,63 por 100.000). Según Ángel Ansa, esta diferencia en cuánto género se debe a las muertes en accidentes de tráfico, ya que mueren más hombres jóvenes que mujeres jóvenes.

La tasa de embarazo adolescente, entre 14 y 17 años, no presenta una tendencia homogénea y se situó en 2011 en el 7,25 por cada millar de mujeres adolescentes. En el conjunto de España esta tasa estaba en el 10,9 por mil.

Consulta aquí más noticias de Navarra.