La juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha librado un exhorto al juzgado decano de Pozuelo de Alarcón (Madrid) a fin de que, a la vista del informe médico aportado, el empresario jerezano José María Ruiz-Mateos sea reconocido por un médico forense "para que informe si el mismo puede comparecer" en el Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla a fin de recibirle declaración como imputado "atendidas sus condiciones físicas y cognitivas".

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la magistrada Mercedes Alaya toma esta decisión después de que el abogado de Ruiz-Mateos, Marcos García-Montes, haya elevado un escrito al Juzgado en el que asegura que su cliente "sufre graves problemas físicos y de salud que le imposibilitan desplazarse" a Sevilla, por lo que pide que se le tome declaración en los juzgados de Pozuelo de Alarcón "al ser el mismo el más cercano a su lugar de residencia".

En el auto, la juez acuerda también suspender "por ahora" la comparecencia de los peritos de la Intervención General del Estado prevista inicialmente para el próximo 1 de abril.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.