Melilla ha registrado este martes la entrada de inmigrantes más importantes de su historia, desde que en 2005 empezaron los saltos a la valla, ya que la última cifra, conocida a mediodía, asciende a 492 personas tras el último recuento y la cifra aún puede aumentar, frente a los 350 del 3 de octubre de 2005, que hasta ahora suponía la cifra más alta de accesos irregulares, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

La avalancha se ha producido poco después de las 08.00 horas cuando más 500 subsaharianos se dirigieron a la vez a la doble valla, en la zona que transcurre entre el Río Nano y el puesto fronterizo de Mariguari, "en un salto muy violento", tal y como ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Melilla.

Muchos de los inmigrantes que han logrado pasar y que se han dirigido al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes entre cánticos de "bosa, bosa" (victoria, victoria), presentan heridas, cortes en su mayoría tras escalar la doble alambrada de seis metros de altura cada una y superar la sirga tridimensional o cable entrecruzados que hay entre las dos vallas. También tuvieron salvar los controles policiales marroquíes y españoles a uno y otro lado de la alambrada.

Tal es el número de lesionados, según han apuntado las citadas fuentes, que se calcula que entre 50 y 100 tienen cortes de diversa consideración, motivo por el que Cruz Roja se ha visto obligada a montar un hospital de campaña a la puertas del CETI para colaborar en la atención sanitaria, ya que la Enfermería del propio CETI y el 061 "no dan abasto".

De momento no hay constancia de heridos entra la Guardia Civil que hizo frente al salto pero sí entre las Fuerzas Auxiliares de Marruecos o "Mejannis", en los que hay "varios heridos debido a la agresividad mostrada por los subsaharianos en este salto" han indicado fuentes policiales.

La AUGC ha criticado que se trata de "otro asalto masivo y agresivo a la valla mientras los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) están con manos atadas y sin protocolo d actuación para poder actuar".

Con esta entrada, la séptima que tiene lugar en este 2014, el CETI triplicará el número de acogidos, más de 1.500, frente a su capacidad óptima, que es de 480, lo que ha llevado a colocar más tiendas de campaña y proveer de más raciones de comida para atender a los nuevos inmigrantes que han llegado.

Consulta aquí más noticias de Melilla.