La consellera de Familia y Servicios Sociales, Sandra Fernández, ha replicado este martes al PSOE que las mujeres del PP ya son "bastante mayorcitas" por lo que ha rechazado sus "lecciones" sobre la reforma de la ley del aborto, así como que las socialistas crean que disfrutan de una "supremacía moral" en esta materia.

Así se ha manifestado la consellera durante el pleno del Parlament después de que la diputada socialista Conxa Obrador le haya apelado a "su responsabilidad como mujer joven y política" para que defendiese los derechos de las mujeres.

Fernández ha explicado que está a favor de modificar "una ley del aborto que permite que una menor aborte sin el conocimiento de sus padres", así como de tramitar una Ley de apoyo a la mujer embarazada o de crear una red de apoyo a la mujer embaraza para que se reduzcan los casos de interrupciones voluntarias del embarazo.

No obstante, se ha mostrado en desacuerdo en que los socialistas "quieran ser siempre los representantes de todas las mujeres" o que quieran dar "lecciones" sobre este tema. Asimismo, la consellera ha abogado conjugar el derecho de la mujer con el del no nacido.

Por su parte, Obrador ha hecho hincapié en que su formación no negociará un "retroceso en derechos sociales" y que no entrarán a discutir "detalles o matices". "No aceptaremos ninguna rebaja porque no queremos que se toque la libertad de las mujeres", ha añadido.

También, ha indicado que la legislación de plazos es mayoritaria en Europa y que "hace la práctica del aborto más segura y equitativa". Por ello, "derogarla supondrá atraso social", ha dicho antes de lamentar que el PP quiera "imponer maternidad a cambio de un puñado de votos de la extrema derecha".