El presidente del PP de Gipuzkoa y portavoz del partido en el Parlamento vasco, Borja Sémper, ha acusado al lehendakari, Iñigo Urkullu, de "falta de liderazgo" y de "vivir políticamente al albur de los intereses propios y particulares de la izquierda abertzale", en una especie de "noria" que "se mueve, pero no avanza", y de la "tiene la obligación de sacarnos y liderar Euskadi de una vez por todas".

En una rueda de prensa celebrada en San Sebastián, Sémper ha criticado "la preocupante falta de impulso político" del Gobierno del PNV que, a su juicio, carece de "liderazgo político".

"No tenemos un posicionamiento claro sobre los importantes retos que tiene que afrontar Euskadi en el presente, pero, en el futuro más inmediato, no existe un liderazgo claro por parte del Gobierno vasco, ni por parte del lehendakari. No existen proyectos económicos, no existen proyectos sociales, no existen proyectos de progreso claros, ni una idea tractora para Euskadi", ha lamentado.

Sémper ha denunciado que lo único que hace el lehendakari, Iñigo Urkullu, es "estar sentado" en el Parlamento vasco y "la triste foto que nos queda es la de un lehendakari que se levanta de su sillón para ir a sacarse fotos en la puerta de un hotel de Madrid, para dar respuesta a la iniciativa política que tiene la izquierda abertzale y que permite el Gobierno vasco que la actualidad política y la iniciativa política en Euskadi no esté presidida por los intereses de los vascos, o por la iniciativa del propio Gobierno vasco, sino por los intereses de la izquierda abertzale".

"La política vasca se mueve como en una noria por responsabilidad exclusiva, o por lo menos dicho e otra manera más humilde, por la mayor responsabilidad de quien tiene ese inmenso reto que es liderar Euskadi que es el lehendakari", ha incidido.

En este sentido, ha considerado que la política vasca "no puede estar al albur" de los intereses de la IA y Urkullu "tiene la obligación de sacarnos de esa noria y liderar Euskadi de una vez por todas", en lugar de, "vivir políticamente al albur de los intereses propios y particulares de la IA", en esa "noria que se mueve pero no avanza".

GIPUZKOA

El presidente del PP de Gipuzkoa ha denunciado el "desolador panorama guipuzcoano" como furto de la gestión "intervencionista y a todas luces perjudicial" para el territorio histórico por parte de Bildu. En este sentido, ha incidido en las "nefastas consecuencias de dejarse arrastrar por toda la parafernalia patriotera" de la coalición soberanista, que solo consigue "arruinar lo de todos".

Además, ha responsabilizado al PNV de las "consecuencias" en Gipuzkoa de "la gestión política de quienes anteponen sus propios intereses, su visión particular y excluyente del mundo, de los intereses de todos, de una sociedad plural", en alusión a Bildu. A su juicio, el PNV "ha permitido en Gipuzkoa los gobiernos de Bildu, por lo que es "responsable directo" de la actual coyuntura y así "no puede aparecer ahora como redentor de una situación que ellos mismos han provocado porque es poco menos que un sarcasmo".

Sémper ha opinado que la política "debe de dejar de ser un bazar especulativo que perjudica a los ciudadanos" y ha advertido al PNV que "se equivoca si piensa que la responsabilidad política solo se ejerce desde el Gobierno". En este sentido, le ha acusado de ser "de todo menos responsable en estos últimos tres años" y se ha preguntado "qué responsabilidad asume" la formación jeltzale con el "desolador" panorama que se da en Gipuzkoa gobernada por Bildu.

El dirigente del PP ha insistido en que la coalición gobierna en Gipuzkoa porque el PNV "no tuvo el coraje para evitarlo, no hizo y no ha hecho una oposición responsable". "La negligente gestión es la de Bildu, pero la irresponsabilidad del PNV es la que ha permitido esa negligente gestión", ha incidido, para, a continuación, advertir de que "van a intentar ocultar" esa "responsabilidad".

Sémper se ha mostrado convencido de que, no obstante, el PNV no va a poder evitar que los ciudadanos vascos sepan "que el PNV no ha tenido el valor para ser alternativa a Bildu en Gipuzkoa y lo que es aún más preocupante no van a tenerlo en el futuro".

SOCIOMETRO

Preguntado por el último sociómetro del Gobierno vasco sobre Paz y Convivencia, ha considerado que sus preguntas son "tendenciosas", ya que hablan de un "hipotético conflicto vasco" y "equiparan" en cuanto a las responsabilidades para su solución "el papel del Gobierno central y el papel de ETA".

A su juicio, "si bombardeamos permanente a la ciudadanía" sobre la existencia de ese "supuesto conflicto político vasco" o se habla de "un proceso de paz se genera un caldo de cultivo" que provoca respuestas "derivadas de preguntas absolutamente tendenciosas".

Frente a ello ha recordado que "no hay un proceso de paz en Euskadi, sino que hay paz porque ETA no asesina". "ETA era la causante de la ausencia de paz", ha añadido.

Por ello ha calificado de "vergonzoso", que se intente "persistir en esa especie de relato absurdo en el que hay una mesa en el que se sienta un Gobierno democrático de un derecho social, democrático y de Derecho plenamente integrado en la Unión Europea y en el mundo occidental y en el otro lado una banda terrorista y hace falta llegar a no se qué punto intermedio para que haya un acuerdo".

Finalmente, ha incidido en que "no es posible", además, de "profundamente injusto y además de equivocado", el intentar "equiparar la responsabilidad de un Estado de Derecho y una banda terrorista".

Covite y victimas

Cuestionado por los periodistas sobre si las asociaciones de víctimas del terrorismo como Covite deberían rebajar su presión, Sémper ha defendido que no se puede poner en el mismo nivel a las organizaciones de víctimas y quienes han justificado el terrorismo.

A su juicio, esas organizaciones, asociaciones y colectivos de víctimas "tienen todo el derecho del mundo a hacer lo que les venga en gana, decir lo que les venga en gana y como les venga en gana" y ha destacado el "importante papel de Covite".

Al respecto, ha destacado que "tres mujeres, con tres carteles, fueron capaces de poner frente a su espejo" en el acto de huídos de ETA el pasado fin de semana en Alsasua a quienes "pretendían proyectar una imagen falsa, equivocada y torticera de lo vasco o de lo que ha sucedido en Euskadi en los últimos años". "Me parece una aportación significativa", ha apuntado.

Finalmente, preguntado por la presencia del obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, junto al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en la inauguración este pasado lunes de la nueva comisaría de la Policía Nacional ha apuntado que se constata "un cambio radical de actitud por parte de la Iglesia vasca con respecto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en relación con las víctimas, el trato, el cariño y el respaldo que ejerce a ellas".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.