Para poner fin a esta situación, la Consellería de Educación y el Ayuntamiento de Santiago llevarán a cabo diversas actuaciones. Entre los proyectos analizados está la Escuela Oficial de Idiomas de Santiago, que en los últimos años ha pasado de 900 a 2.000 alumnos. Ante esta situación, el grupo de Gobierno local se ha ofrecido a trasladar la escuela a una nueva parcela más grande en Conxo. También ampliarán otros cinco centros.