El pleno del Parlament ha guardado este martes un minuto de silencio antes del inicio de la sesión por la muerte de Olha Yuriyiuna, una mujer ucraniana de 39 años, cuyo cadáver fue hallado el 7 de marzo en la playa de Son Bauló, tras ser atacada, presuntamente, por su marido, quien se encuentra en prisión provisional sin fianza por un delito de homicidio.

Ya el pasado viernes el Govern realizó un minuto de silencio para poner de manifiesto el rechazo contundente por esta última muerte en la comunidad y ante cualquier muestra de violencia hacia las mujeres.

El Govern reiteró su compromiso de lucha contra esta lacra en todas sus manifestaciones, a la vez que quiso expresar su más sincero pésame a la familia de la víctima.