Miles de falleros desfilaron ayer lunes en la primera jornada de la Ofrenda a la Mare de Déu, uno de los actos más esperados del programa de las Fallas. Los integrantes de las comisiones, que pasaron ante la imagen de la Virgen de los Desamparados entre lágrima y emoción, como es habitual, fueron depositando sus ramos de flores para ir componiendo el manto de la 'Geperudeta', informan la Junta Central Fallera (JCF) y el Arzobispado de Valencia.

Así, desde las 15.30 horas, las flores fueron cayendo bajo el manto de la Virgen a la espera de que los vestidores, poco a poco, fueran colocando los ramos para adornar el gran manto de la patrona. Los encargados de vestir a la imagen lucieron crespones negros en recuerdo del joven vestidor fallecido en accidente de tráfico la semana pasada.

De esta manera, el diseño creado por Marisol Burgos y Josete Santaeulalia empieza a coger forma "deslumbrando a todos los que acuden a la Plaza de la Virgen a contemplar esta majestuosa imagen de la patrona", destacan desde la JCF.

La jornada de ayer concluyó hacia la medianoche con la entrada de la Fallera Mayor Infantil, Claudia Villodre, que fue recibida a su llegada a la Basílica de la Virgen por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro.

Entre los dos días de Ofrenda, serán más de 100.000 personas —entre falleros y músicos— las que participarán en este acto. Este martes, el recorrido de las diferentes comisiones falleras hasta la Plaza de la Virgen comenzará también a las 15.30 horas y finalizará cuando la Fallera Mayor de Valencia, Carmen Sancho, pase ante la patrona de los valencianos tras ser recibida, también, por el prelado. Asimismo, monseñor Osoro presidirá el miércoles, la fiesta de San José, con una misa a las 12.00 horas en la Catedral de Valencia.

En el recorrido de la Ofrenda desfilan ante la imagen de la Virgen de los Desamparados cerca de 400 comisiones falleras de la capital valenciana y de poblaciones de su área metropolitana como las localidades de Burjassot, Mislata y Quart de Poblet, integradas en la JCF, además de representantes de las casas regionales de otras comunidades autónomas con sede en la ciudad y de las fiestas de Alicante y Castellón.

60.000 RAMOS

Para confeccionar el manto de la Mare de Déu se emplean "cerca de 60.000 ramos de claveles, en su mayoría blancos y también rojos y rosas", que colocan en la imagen de la patrona que cada año se instala frente a su Basílica, según ha explicado el coordinador de los 'Vestidors de la Verge'", José García Bosch.

Además, los miembros de las distintas comisiones falleras y casas regionales también depositan "cestas y canastillas florales a los pies de la imagen y en el interior de la Basílica", según García Bosch.

Igualmente, ante los pies de la imagen de la Virgen se colocará una imagen de San José de finales del siglo XIX y que está inspirada en la talla que José Esteve creó para la Basílica de la Virgen de los Desamparados.

Consulta aquí más noticias de Valencia.