Cruz Roja ha atendido a once personas durante el disparo del castillo de fuegos artificiales dentro del programa de Fallas 2014, de las que una tuvo que ser evacuada a un centro sanitario para ser atendida por presentar un objeto extraño en el ojo.

De las once asistencias prestadas, dos fueron atendidas por quemaduras; dos por heridas; dos por presentar objetos extraños en el ojo —uno evacuado a centro sanitario—; tres por lipotimias y dos por motivos no precisados, según ha informado la organización humanitaria en un comunicado.

Durante el castillo, disparado por Pirotecnia Valenciana de Llanera de Ranes en el Paseo de la Alameda de Valencia, participaron 12 vehículos de Cruz Roja: ocho ambulancias de distinta clase, tres vehículos de transporte y otro de coordinación y 73 voluntarios entre los 63 socorristas, un médico, tres coordinadores y seis ATS/DUE.

Consulta aquí más noticias de Valencia.