El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, ha anunciado este lunes que solicitará desde el Parlamento que se investigue a todos los practicantes del 'airsoft' —deporte de simulación militar— en Venezuela, después de la captura de un "ciudadano de origen chino" aficionado a este juego como supuesto responsable de la muerte del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) José Guillén.

"Nosotros en la Asamblea vamos a solicitar una investigación a todos los que practican 'airsoft'", ha asegurado Cabello, que ha agregado que algunos de sus aficionados "incitan al magnicidio" contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, a través de sus cuentas de la red social Twitter.

El presidente de la AN ha hecho el anuncio durante su programa 'Con el Mazo Dando', transmitido por el canal estatal Venezolana de Televisión (VTV), en el que ha advertido de que aunque la práctica del 'airsoft' es un deporte, "sirve como entrenamiento militar".

El 'airsoft' es un juego y deporte de estrategia basado en la simulación militar. Para su desarrollo se usan replicas de armas de fuego que disparan pequeñas bolas de plástico de unos 0,20 gramos.

Detención del supuesto atacante

Horas antes, el gobernador del estado venezolano de Aragua, Tareck el Aissami, atribuyó la muerte del capitán de la GNB, herido de bala el domingo durante una protesta, a un "ciudadano de origen chino" que actuaba como "mercenario".

El Aissami informó de que este individuo fue detenido "en las adyacencias donde fue asesinado el capitán Guillén" en Maracay. Se trata de "un ciudadano de origen chino" que estaba en posesión de "un arsenal de guerra" y, según el gobernador, "es un mercenario que forma parte de una red internacional".

"Casualmente este sujeto se encontraba en Chile a principios de febrero haciendo practicas paramilitares y ahora fue detenido con este arsenal de guerra", concluyó El Aissami, en una comparecencia transmitida por los medios oficiales.

La muerte de Guillén eleva a 28 los fallecidos desde que se inició la ola de protestas antigubernamentales en febrero, según el balance oficial, que incluye también a 365 heridos. El Gobierno ha atribuido la violencia a grupos de ultraderecha y ha responsabilizado a los principales líderes opositores e incluso a Estados Unidos.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.