El Gobierno de Extremadura abonará a 298 ciudadanos ayudas directas al alquiler de hasta 200 euros al mes a partir de abril. La previsión inicial era facilitar subvenciones a 208 inquilinos, por lo que el número final de beneficiarios ha aumentado un 43 por ciento.

Este será el primer paquete de ayudas que se pagarán con cargo al Plan de Rehabilitación y Vivienda de Extremadura 2013-2016, informa en nota de prensa el Ejecutivo autonómico.

La distribución de las ayudas al alquiler ha sido adoptada por una comisión de valoración creada por la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo. En total, se han analizado 527 solicitudes. Se ha aprobado, por tanto, el 56 por ciento de ellas.

El objetivo de esta línea de fomento del alquiler es facilitar el acceso a una vivienda digna a aquellas familias que no pueden optar a tener una en propiedad.

La cuantía de la ayuda no puede exceder el 40 por ciento de la renta de alquiler mensual, con un tope de 200 euros al mes. Por tanto, un inquilino que abone 500 euros al mes o más, percibe la ayuda máxima de 200 euros. En Extremadura, el alquiler tipo es de unos 300 euros al mes y en este caso la subvención ha sido de 120 euros.

El tiempo máximo durante el cual se cobrará la subvención es de un año, prorrogable por otros 12 meses siempre que se mantengan las circunstancias.

Los destinatarios de esta línea de ayudas son arrendatarios cuya vivienda alquilada constituya su residencia habitual y permanente, con un contrato de arrendamiento con una antigüedad no superior a 12 meses. Los beneficiarios no pueden tener ingresos superiores a tres veces el Iprem, es decir unos 22.000 euros brutos anuales.

VENTAJA

Han tenido ventaja sobre el resto de solicitantes los menores de 35 años, las personas con discapacidad, las familias con más hijos y las que tienen discapacitados a su cargo, las víctimas de violencia de género y quienes se han visto afectados por un desahucio por ejecución hipotecaria.

El Plan Autonómico de Rehabilitación y Vivienda 2013-2016 está dotado con 57,4 millones de euros, de los cuales ocho millones corresponden al primer paquete de ayudas que se está resolviendo en la actualidad.

Dentro de esta primera convocatoria de subvenciones, correspondiente al 2013, hay seis líneas de ayuda para otros tantos programas, en concreto, rehabilitación de vivienda, alquiler, autopromoción de vivienda, adquisición de vivienda protegida terminada, renovación de la cédula de habitabilidad y fomento del informe de evaluación de los edificios.

Todas estas actuaciones tienen un doble objetivo, en primer lugar, garantizar a los ciudadanos el acceso a un hogar que cumpla con las condiciones óptimas de habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética que se exige a una vivienda del siglo XXI. Y en segundo lugar, reactivar el sector de la construcción, por lo que el "grueso" de las ayudas se destinará a la rehabilitación.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.