Ángel Sanchís Herrero, hijo del extesorero del PP Ángel Sanchís Perales, ha explicado este martes al juez Ruz que en 2011 firmó con Luis Bárcenas un contrato para asesorar a su empresa de cítricos en Argentina, La Moraleja, y ha asegurado que gracias a él consiguieron vender un 70% más de limones.

Sanchís, que está acusado de ayudar a blanquear a Bárcenas el dinero que tenía oculto en Suiza, ha explicado así al juez del caso Gürtel, Pablo Ruz, las tres transferencias que realizó a una cuenta de Bárcenas en el Chase Manhattan Bank de Nueva York por 10.000, 15.000 y 20.000 euros, según han informado fuentes jurídicas.

Esas cantidades, ha relatado, se las transfirió al extesorero en concepto de anticipo por ese contrato, suscrito a través de la empresa de Bárcenas Conosur Land por un valor de 100.000 dólares (75.000 euros), y que tenían previsto renovar en 2014, dado que gracias al extesorero vendieron 47.000 cajas más de limones, según él mismo ha tratado de demostrar con documentos y gráficas.

El juez denegaba este mismo martes a Bárcenas por tercera vez su puesta en libertad tras hallar dos nuevas cuentas en el Chase Bank que vendrían a demostrar el diseño de un circuito de blanqueo en el que también estarían implicados los dos Sanchís.

Transferencias de Sanchís a Bárcenas

El juez cree a Sanchís Herrero responsable de transferencias por un total de 143.689 euros a una cuenta de Bankia en Madrid de Bárcenas procedentes de cuentas de la sociedad La Moraleja.

Al menos tres millones de las cuentas suizas de Bárcenas fueron desviados a una sociedad propiedad de Sanchís Perales De hecho, en anteriores resoluciones, Ruz ya apuntaba que "una parte muy significativa" de los ingresos en la cuenta de Conosur Land corresponde a transferencias ordenadas por la sociedad La Moraleja, desde el Atlantic Capital Bank, en Atlanta (Estados Unidos).

Se trataría, según el juez, de operaciones por importe total de 89.526,34 euros y cuya justificación estaría en la "prestación de servicios" por parte de Conosur Land, en cumplimiento de un contrato que se habría firmado en Buenos Aires (Argentina) el 16 de junio de 2011 entre Bárcenas y Sanchís.

El papel del ahora nuevo imputado en la causa, según el juez, habría sido el de reintegrar a Bárcenas los fondos que previamente el extesorero había transferido a La Moraleja.

Al menos tres millones de euros de las cuentas suizas de Bárcenas fueron desviados a la sociedad Brixco, propiedad de Sanchís Perales, que atribuye la transferencia de esa cantidad por parte del extesorero del PP a un préstamo para sus negocios en Argentina.