Las mujeres sevillanas que sufren malos tratos son cada vez más valientes a la hora de denunciar sus casos y así lo demuestran las cifras. En el último lustro han aumentado más de un 50% las denuncias de violencia en el ámbito familiar. Mientras que en 2002 fueron 2.983, en 2006 se dispararon hasta alcanzar las 4.515, según el Instituto Andaluz de la Mujer.

Siete de cada diez se debieron a malos tratos perpetrados por parte de sus parejas o ex parejas. Aunque el pasado año también hubo casi 400 mujeres que denunciaron a sus padres, 266 a sus hijos y 627 a otros parientes.

Denuncias

Por edades: La mayor parte de los casos denunciados de violencia por parte de sus parejas se concentran en mujeres de entre 31 y 40 años (1.156) y de 21 a 30 (1.024).

Por nacionalidad: Casi una de cada diez denuncias la puso una extranjera.

Por meses: Mayo fue el mes de 2006 en el que se registró más casos: 319.

Teléfono

900 200 999: Está siempre activo para informar, actuar como servicio de urgencia y recoger denuncias. También recurren a él hombres.

Evolución: En la provincia de Sevilla se registraron en 2006 un total de 1.172 llamadas, un 150% más que en 2002 cuando se puso en marcha. El 90% de las llamadas eran personas que recurrieron a este servicio por primera vez.