El 99% de los trabajos no cualificado los desempeñan mujeres y el sector femenino andaluz cobra de media un 30% menos que el masculino. Un estudio sociolaboral de la mujer llevado a cabo por el sindicato CC OO-Andalucía revela que el perfil de la trabajadora en Andalucía es una mujer con más de 40 años, con un contrato eventual en la hostelería, servicio doméstico o en la agricultura.

No obstante, el crecimiento del empleo femenino es positivo. La tasa de actividad de las mujeres en la región ha subido del 41,5% en 2005 al 43,1% en 2006. Y en la provincia de Sevilla se ha situado por encima: un 45,2%. Sin embargo, aún dista mucho de la tasa de actividad del sector masculino, que en la provincia en 2006 alcanzó el 69,2%.

El principal problema que dificulta el acceso de la mujer al trabajo es, según CC OO, la conciliación de la vida familiar y laboral.