Alaya suspende la declaración de Ruiz-Mateos por "nuevos hechos incriminatorios" contra él

  • La magistrada analiza el informe de seguimiento relativo a Dhul aportado por la Guardia Civil.
  • El empresario ha sido citado a declarar en Sevilla hasta en dos ocasiones.
  • En un comunicado, el jerezano manifestó que no cree en la Justicia.
La jueza Mercedes Alaya por las calles de Sevilla.
La jueza Mercedes Alaya por las calles de Sevilla.
GTRES

La jueza que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares ha decidido suspender "por ahora" la declaración como imputado del empresario jerezano José María Ruiz-Mateos al entender que, del informe de seguimiento relativo a Dhul aportado por la Guardia Civil, "podrían resultar nuevos hechos incriminatorios" contra el empresario.

Sin comparecer

Hay que recordar que la magistrada Mercedes Alaya ha citado a declarar hasta en dos ocasiones al empresario, que no acudió a ninguna de las dos llamadas judiciales alegando que se encuentra enfermo y pese a la advertencia de la jueza de que la orden de citación podría transformarse en orden de detención.

En un auto notificado ya a las partes, la magistrada pone de manifiesto que "de un somero examen" del informe de seguimiento sobre Dhul entregado por la Guardia Civil "se desprenden nuevos hechos que conciernen al Grupo Nueva Rumasa y por ende a la familia Ruiz-Mateos".

Hechos incriminatorios

"Una vez se complete el estudio de este informe, podrían resultar nuevos hechos incriminatorios contra José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada, amén de otros miembros de dicho grupo empresarial", por lo que "quedará hasta entonces en suspenso la convocatoria" para declarar del imputado.

Ruiz-Mateos, que ha sido imputado en la causa junto a tres de sus hijos (Zoilo, Javier y Pablo), ha sido citado a declarar hasta en dos ocasiones por Alaya, en concreto los días 5 y 12 de marzo, y en la última de ellas no compareció alegando motivos médicos pese a que la instructora le apercibió de que, "en caso de no comparecer, la orden de citación podrá convertirse en orden de detención".

"No cree en la Justicia"

En un comunicado, el jerezano Ruiz-Mateos ya aseguró que "no irá a Sevilla a declarar" porque "no cree en la Justicia ni en la honorabilidad de los jueces", por lo que "reitero que no iré a Sevilla a declarar, así me ajusticien en plaza pública o me lleven a la picota del descrédito y la trampa permanente". "Haga lo que haga, me quedo en esta casa que no es mía esperando que me detengan, lo único que puedo aguardar en este maravilloso país tomado por sinvergüenzas de la política, la banca y la judicatura", aseveró.

La jueza Alaya imputa a José María Ruiz-Mateos la consecución de los ERE del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga) y de empresas del grupo como Garvey, Dhul, Complejo Bodeguero Bellavista y Zoilo Ruiz Mateos, lo que fue posible "a través del tráfico de influencias ejercido" por el empresario y por Juan Lanzas, "a quien se le pagaría como 'conseguidor' ante la Administración autonómica a razón de 600.000 euros por ERE".

Intrusos en los ERE

La jueza argumenta que José María Ruiz-Mateos "ostentaría la dirección" del grupo Nueva Rumasa "apoyado" por su hijo Zoilo siendo ambos "quienes en última instancia tomaban las decisiones participando junto con otros miembros de la familia en la inclusión de los intrusos en los ERE del Hotel Cervantes, Dhul o Complejo Bodeguero Bellavista, entre otros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento