Un oficio de (muchos) perros
Un paseador de perros realiza su trabajo en una plaza del barrio de la Recoleta. (L. La Valle /Efe).
La figura de los paseadores, que llegan a manejar una veintena de animales, se ha instalado en la tradición de las calles bonaerenses y una atracción para los turistas.