Los Mossos d'Esquadra se incorporarán a los centro de coordinación aduanera en la frontera con Francia en Les, en el Valle de Arán, y de La Jonquera.

Además la Generalitat y el Ministerio de Interior han acordado crear un Comité Policial de Catalunya para garantizar la coordinación operativa y el intercambio político de información.

Estos son de los acuerdos más importantes de la reunión de la Junta de Seguridad de Catalunya, la primera presidida por el presidente José Montilla y en la que tanto el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, como el conseller de Interior, Joan Saura, han destacado los avances en la coordinación entre la Policía Nacional y los Mossos.

No controlarán vehículos

Se ha creado un Comité Policial de Catalunya para garantizar la cooperación operativa entre Mossos y Policía Nacional
Los policías autonómicos que estén en la frontera no se encargarán de controlar los vehículos que por ellas pasen sino que se integrarán a los centros de coordinación y por tanto tendrán acceso a toda la informacion sobre los casos de tráfico de drogas y de personas.

La Generalitat y el Estado han acordado un protocolo sobre extrangería.

"La información es el bien más preciado", ha manifestado el ministro Rubalcaba que ha destacado que la coordinación entre los cuerpos que operan en Catalunya "es más que buena, es óptima".

La criminalidad, estancada

Durante la rueda de prensa posterior a la reunión se han presentado los datos de criminalidad en Catalunya del 2006.

La criminalidad en las áreas donde se desplegaron los Mossos d'Esquadra aumentó un 1,21% respecto al 2005 lo que para el conseller de Interior, Joan Saura, indica un "estancamiento" de la criminalidad.

Con estas cifras en la mano, Saura aseguró que Catalunya es "razonablemente segura" a pesar de que "determinados tipos de nueva violencia, algunas de una brutalidad importante, hacen que, aunque los delitos bajen, la situación de inseguridad aumente".