Edificio de Gas Natural en Barcelona
El nuevo edificio de Gas Natural en Barcelona. GAS NATURAL

Gas Natural ha vuelto a la actividad en su sede central de la Barceloneta después de cinco días en los que ha mantenido desalojado el edificio al sufrir una extraña enfermedad que ha afectado a 154 de sus trabajadores.

Sin embargo, la empresa no descarta la aparición de nuevos afectados por la lipoatrofia semicircular ya que cuenta con un "período de maduración entre dos y tres meses".

Se han instalado humidificadores y tomas terrestres de electricidad
La enfermedad provoca pérdida de grasa en las piernas y afecta más a las mujeres que a los hombres.

Durante estos días se ha puesto en marcha un plan de prevención encaminado a normalizar los níveles de humedad de las instalaciones colocando humidificadores e instalar más tomas de tierra para reducir la electricidad estática.

Nuevas obras

Tras la reapertura de la sede de Gas Natural, obra de los arquitectos Miralles y Tagliablue, la empresa gasística continuará trabajando para realizar las modificaciones necesarias en el sistema de climatización del edificio, que incorporará un sistema de control regulador de los niveles de humedad.

Los técnicos de la Conselleria de Trabajo constataron ayer que los niveles de humedad de las oficinas eran los normales.