Al menos ocho personas murieron el lunes al chocar un avión deportivo con un helicóptero en las cercanías de la localidad de Schüttdorf, en la región de Pinzgau, estado federado austríaco de Salzburgo, informaron fuentes de la Cruz Roja.

Siete de las víctimas viajaban en el helicóptero, mientras la octava era el piloto del avión deportivo, que no llevaba más gente a bordo.

El accidente se produjo hacia las 10.53 horas (09.53 GMT), cuando las dos aeronaves chocaron y cayeron en las inmediaciones de una pista de esquí, cerca de un funicular de la estación de montaña Zell am See, explicó Gerhard Huber, director de la Cruz Roja, a la agencia APA.

Ambos aparatos quedaron reducidos a mera chatarra, repartida en un diámetro de 20 metros y uno de ellos ardió.

Varias ambulancias, equipos de búsqueda y de salvamento de montaña participan en la búsqueda de supervivientes.

Franz Michel, responsable de la reacción ante catástrofes de Pinzgau, precisó que el avión deportivo, de tipo Katana, había despegado poco antes de las 11.00 hora local del aeropuerto de Zell am See hacia Lienz, ciudad del Tirol oriental, con el piloto como único ocupante.

Poco después, al control de vuelo llegó un mensaje radiofónico de un helicóptero que venía desde la localidad de Kaprun.

Según fuentes del Club de Automóviles ÖAMTC, el helicóptero es un transportador de carga de tipo Super Puma, que aparentemente pertenece a la empresa suiza Helog.