Canal de Panamá
Obras del Canal de Panamá. Alejandro Bolivar / EFE

El grupo Unidos por el Canal, liderado por Sacyr, y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) han firmado este viernes el acuerdo que soluciona los problemas económicos del proyecto de ampliación de la vía interoceánica y garantiza la continuidad de las obras y su finalización en diciembre de 2015.

El acuerdo pone fin al conflicto que surgió hace dos meses y medio, el pasado 1 de enero El acuerdo pone fin al conflicto que surgió hace dos meses y medio, el pasado 1 de enero, cuando las empresas contratistas advirtieron de la paralización de los trabajos en el Canal en caso de que no se resolvieran los desequilibrios de liquidez de las obras.

El pacto firmado este viernes recoge los términos acordados hace unos días, de foma que contempla una aportación de fondos al proyecto por las dos partes, constructoras y ACP. También incluye una nueva financiación "en la que se involucra Zúrich", aseguradora de la obra, la ampliación del plazo para que el consorcio devuelva anticipos, y un plazo de entrega de las compuertas de las nuevas esclusas.

En concreto, el acuerdo fija que la ACP realizará una aportación de capital a las obras de 100 millones de dólares (unos 72,5 millones de euros) y el consorcio contribuirá con el mismo importe. El grupo buscará "un nuevo contrato de financiación en el que está involucrada la aseguradora Zurich" con su aval de 400 millones de dólares. Además, el consorcio logra una extensión en la moratoria para devolver a la ACP los anticipos ya cobrados, de forma que tendrán hasta el horizonte de 2018 para reintegrarlos siempre que la obra vaya cumpliendo una serie de "hitos técnicos".

Como contraprestación, las compuertas para las nuevas esclusas, que se fabrican en Italia, deberán llegar a Panamá en determinadas fases, "siendo transportadas en embarques escalonados".

En cuanto a los sobrecostes que, según el consorcio, han surgido en el proyecto, y que calculan en unos 1.200 millones de euros, las adjudicatarias convienen en que "sigan su procedimiento en los organismos de arbitraje previstos en el contrato".

"En beneficio de la economía mundial"

El país y el comercio mundial se podrán beneficiar de la ampliación En un comunicado, el grupo Unidos por el Canal destacó que la firma del acuerdo se produce "en beneficio de la economía nacional y del crecimiento del comercio mundial". "El país y el comercio mundial se podrán beneficiar de la ampliación", añadió.

Asimismo, el consorcio aseguró que está "avanzando para terminar el proyecto con alta calidad y eficiencia". "La capacidad técnica del grupo y su experiencia en obras de infraestructura en diversos países del mundo son garantía de que este proyecto se llevará a cabo con los más altos estándares de calidad y en el tiempo estipulado", garantizan las empresas.

El acuerdo pone fin al conflicto que surgió hace dos meses y medio, el pasado 1 de enero, cuando el consorcio liderado por Sacyr advirtió de que paralizaría las obras en el Canal en caso de que no se resolvieran los desequilibrios de liquidez que afrontaba las obras.

El proyecto, consistente en la construcción de un tercer juego de esclusas, actualmente presenta un grado de ejecución del 70%. El grupo liderado por Sacyr, y que completan la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Cusa, se hicieron en julio de 2009 la que constituye la mayor obra de ingeniería civil de la historia, por un importe de 2.400 millones de euros.