Gómez Bermúdez admite que fue "muy severo" en el juicio del 11-M para que nadie lo "echara abajo"

  • El juez de la Audiencia Nacional ha hablado de cómo se llevó a cabo el macroproceso por los atentados de 2004 en una conferencia en Madrid.
  • Asegura que el nerviosismo y la tensión provocaron que los interrogatorios se alejaran "de lo permisible y educado" y que hubiera preguntas "impertinentes".
  • Gómez Bermúdez insiste en que el concepto autoría intelectual no existe en el derecho penal y reconoce que la información del juicio se gestionó mal.
  • Gómez Bermúdez: "La justicia jamás cierra un asunto mientras haya fugados".
El juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, durante la conferencia.
El juez de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, durante la conferencia.
UNIVERSIDAD EUROPEA

El juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez, que presidió el juicio del 11-M, ha asegurado este viernes que fue "muy severo" durante los primeros días del proceso que juzgó a los autores de los atentados con el fin de "marcar la pauta" y evitar que nadie lo "dinamitase".

Así lo ha explicado durante una conferencia en la Universidad Europea de Madrid, en la que es profesor. "Hay que tener siempre muy claros los objetivos y tuvimos que prever todos los escenarios posibles", ha insistido ante los alumnos. La charla llevaba por título 11M diez años después. Los medios especializados de investigación de la criminalidad organizada.

El juez ha explicado a los asistentes cómo se organizó  el "macroproceso", cómo fue el juicio y cómo se elaboraron las sentencias. Y ha recordado también el nerviosismo que inundó las sesiones, que provocó, entre otras cosas, que los interrogatorios se alejaran "de lo permisible y educado" y que hubiera preguntas "impertinentes" y hasta "una huelga de hambre".

"No podía entrar en la provocación de acusados y abogados, podrían echar abajo el juicio", ha relatado. El tribunal, intentó, ha explicado, generar tranquilidad con cosas aparentemente tan intrascendentes como la decoración: "Era necesario crear un ambiente de tranquilidad entre tanta tensión, por eso pusimos muebles claros".

Sobre la denominada autoría intelectual, sobre la que se le ha preguntado al final de la charla, Gómez Bermúdez ha insistido en que en Derecho "esta figura no existe" y que no existe "certeza de quién dijo ¡Atenten contra los trenes!". Preguntado por los explosivos, ha afirmado que "sostener que no se sabe el tipo de explosivo que se usó es absurdo".

Gómez Bermúdez ha destacado lo complejo de celebrar un proceso de estas características, por el número de personas presentes y los elementos involucrados: "Tenía que haber representación de todas las víctimas y también personas ajenas, no queríamos vulnerar el principio de publicidad y que así existiera la posibilidad de que el juicio fuese anulado".

Por último, el juez ha dicho que la gestión de la información durante el proceso fue mala, ya que "los periodistas trataban de investigar sobre lo que había ocurrido y las fuentes los intoxicaban".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento