El presidente palestino, Mahmud Abás, y el primer ministro en funciones, Ismail Haniya, mantuvieron anoche una reunión en la ciudad de Gaza en la que analizaron la composición del próximo gobierno de unidad nacional en gestación.

No ha habido diferencias, la atmósfera ha sido muy esperanzadora



Tras la reunión, que se prolongó dos horas, ambos mandatarios no quisieron hacer declaraciones a la prensa, pero a través de sus respectivos portavoces se ha sabido que ambos volverán a reunirse en la tarde de este lunes.

El portavoz del Gobierno de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Ghazi Hamad, de Hamás, dijo en rueda de prensa tras la reunión que Abás y Haniya han acordado reanudar las conversaciones mañana, lunes.

"No ha habido diferencias en la reunión y ha habido varias cuestiones que han sido acordadas... La atmósfera ha sido muy esperanzadora", manifestó Hamad.

Agregó que incluso la cuestión de qué candidato encabezará la cartera del Interior no ha suscitado la polémica entre los interlocutores, y en este sentido declaró: "nunca será un obstáculo que impida alcanzar un acuerdo sobre la declaración del nuevo gobierno".

Por su parte, el portavoz del presidente, Nabil Abú Rudaina, reveló a los periodistas reunidos en Gaza que la declaración del nuevo gobierno "llevará varios días o como máximo una semana", pero constató que no se han producido obstáculos serios que impidan su consecución.

Poco antes de comenzar la reunión, Haniya se entrevistó en Gaza con Mustafa Barguti, diputado, ex candidato a presidente en las elecciones de enero de 2005 y líder de la lista de izquierda laica Iniciativa Nacional.

Según fuentes del Gobierno, Barguti, quien acompañó a Abás desde la ciudad cisjordana de Ramala a la franja de Gaza, expresó a Haniya su deseo de participar en el nuevo gabinete en ciernes.

Fuentes próximas a Abás dijeron que las conversaciones de anoche se centrarían en quiénes serán las figuras que desempeñarán los cargos del Interior y de viceprimer ministro.

Según lo acordado entre el movimiento islámico Hamás y el nacionalista Al-Fatah, el primer cargo lo ostentará un independiente mientras que el segundo un miembro de Al-Fatah.

También sigue pendiente el candidato a ministro de Asuntos Exteriores, Ziad Abu Amer, pues Hamás aduce que se trata de un independiente allegado a Al-Fatah, mientras que los nacionalistas creen que mantiene vínculos más estrechos con los islamistas.

La reunión entre Abás y Haniya es la primera desde el pasado 15 de febrero, cuando el gobierno liderado hasta la fecha por el movimiento islámico Hamás renunció y el presidente pidió a Haniya ese mismo día que formara un gobierno de unidad.

En las últimas semanas el primer ministro en funciones ha mantenido una serie de encuentros con representantes de distintas formaciones parlamentarias y facciones políticas en un intento de convencerles de que se sumen al ejecutivo de coalición, acordado entre Hamás y Al-Fatah.

La Yihad Isláimca, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) son los tres grupos más importantes que han rechazado sumarse al nuevo gobierno.

Entretanto, el Partido del Pueblo (ex Comunista) y la Iniciativa Nacional han acordado participar en el nuevo gabinete, así como otros 6 políticos independientes cuyos nombres aún no se han hecho públicos.

Dirigentes de Hamás y Al-Fatah acordaron el pasado 8 de febrero en la ciudad saudí de La Meca un acuerdo para la formación de un ejecutivo de unidad nacional integrado por 9 ministros de Hamás, 6 de Al-Fatah, otros 6 independientes y 4 de diferentes grupos con representación parlamentaria.