El líder del Partido Reformista de Estonia, Andrus Ansip (i) habla con la prensa, después de las elecciones parlamentarias
El líder del Partido Reformista de Estonia, Andrus Ansip (i) habla con la prensa, después de las elecciones parlamentarias. (EFE)

El Partido de las Reformas y el Partido de Centro, que conforman el núcleo de coalición que gobierna Estonia, ganaron con contundencia las elecciones legislativas celebradas el domingo en ese país báltico, informaron hoy las autoridades electorales.

La participación ha sido del 61%, facilitada por el hecho de que se trata de las primeras elecciones en las que se puede emitir el voto por internet.

Según datos correspondientes al total de los votos emitidos, en primer lugar se situó el Partido de las Reformas con 27,8% de los votos, seguido del Partido de Centro, que obtuvo el 26,1%.

El Partido de las Reformas que dirige el primer ministro superó pese a las encuestas desfavorables al Partido de Centro

En tercer lugar se situó la nacionalista Unión pro Patria y Res Publica, con el 17,9%.

Más atrás se colocó el Partido Social Demócrata, con el 10%, mientras que la Unión del Pueblo y los Verdes, ambas formaciones con el 7,1%, cerraron la lista de las que superaron el mínimo del 5% necesario para acceder al Parlamento.

En las elecciones, las primeras parlamentarias que celebra Estonia desde su ingreso, en 2004, en la Unión Europea y la OTAN, participo el 61% del censo, cifrado en cerca de 900.000 votantes.

El Parlamento estonio es unicameral, está integrado por 101 escaños y la legislatura tiene una duración de cuatro años.

Los resultados electorales constituyen una gran victoria del actual primer ministro, Andrus Ansip, cuya formación, el Partido de las Reformas, aparecía en segundo lugar, detrás del Partido de Centro, en las encuestas previas a los comicios.

Ansip anunció que formará un Gobierno de coalición con las fuerzas que le permitirán al Partido de la Reformas cumplir su programa electoral.
"El respaldo obtenido por la coalición de reformistas y centristas es una muestra de que los electores están contentos con la situación en Estonia", dijo el primer ministro, citado por la agencia digital Regnum.