Un Iceberg gigantesco en el Ebro
La ceremonia de inauguración de la Expo se hará en un gigantesco Iceberg.
Tendrá música interpretada por un coro de adultos y niños y espectaculares efectos audiovisuales, como muestran las recreaciones virtuales, para ofrecer, según sus creadores, una fábula que da un toque de atención sobre la responsabilidad de las personas en la actual situación del planeta.