Serán 100 plazas para estudios de inglés y 30 para francés, y los cursos se desarrollarán durante cuatro semanas a razón de un mínimo de cuatro horas de clase al día. Los alumnos serán alojados por familias canadienses y el programa se completará con actividades extraescolares y excursiones.