Ya no tendremos que deambular de una línea a otra para obtener la información que necesitamos. En una sola encontraremos todo lo que buscamos como en una especie de centro comercial.

Nace de esta forma el teléfono de atención al ciudadano, una iniciativa municipal que se pondrá en marcha en unos 15 días. La línea 010 arranca con la pretensión de evitarnos los farragosos desvíos telefónicos de una área municipal a otra, para lo cual concentra la atención al usuario de cada departamento o concejalía en un único teléfono. «Se trata de canalizar todas las consultas a través de un mismo conducto, además de mejorar nuestro servicio al ciudadano», explica el edil de Participación Ciudadana, Eduardo Moral.

Así, en el 010 se manejarán varios niveles de información. El primero tiene que ver con las comunicaciones más básicas: carteleras de cine, farmacias de guardia, rutas turísticas, servicios de transporte, etc. El segundo va más allá: es el que persigue facilitar nuestra relación con el Ayuntamiento. Esto es, «podremos conocer, por ejemplo, si nos han dado el permiso para hacer una obra en la casa y, poco a poco, hacer trámites como inscribirnos en una actividad deportiva del Patronato», explica Moral.

Los teleoperadores del 010, con sede en el Centro de Recepción Turística, atenderán las llamadas de lunes a domingo de 8.30 a 20.30 horas. «Después habrá un contestador y, una vez escuchadas las peticiones, devolveremos las llamadas a los ciudadanos para informarles» dice el edil.

Otro número para las de fuera

El 010, que se paga como una llamada local, es el número que se puede marcar en la capital. Las consultas que se hagan desde fuera deben realizarse a través del 902 234 010, ya que al tratarse de un servicio que se presta también en otras ciudades podría salir la centralita de éstas. Con la activación de esa línea, se anularán otras municipales como la del servicio de recogida de muebles, si bien se compatibilizarán durante un tiempo.