La Dirección de Tráfico del Gobierno vasco ha puesto en marcha cuatro radares que alertan mediante una pantalla luminosa de la velocidad a la que viajamos en nuestro automóvil.

En Vizcaya hay uno de ellos en la carretera del Txorierri, la N-637. Estará en el punto kilométrico 29, salida de Larrabetzu en dirección Donostia. Otros dos radares estarán en la N-1 de Guipúzcoa y un cuarto en la A-625 de Álava.

Así, un radar detectará la velocidad a la que viaja el automóvil, de modo que la cifra aparecerá en un panel luminoso bajo la frase: «Usted circula a...».

Aunque en ese momento se vaya a más velocidad de la permitida, estos dispositivos no multarán. Sólo sirven para que el conductor tome conciencia de lo arriesgado de su velocidad. Estos radares harán estadísticas para comprobar su eficacia.

Dirección de Tráfico planea cambiarlos de sitio para extender así su función por todo el territorio.