Precios algo rebajados y género que no se acabó en la III Feria del Stock
Los compradores buscan el chollo entre los montones de ropa o entre las filas de zapatos perfectamente ordenados. En algunos momentos, los pasillos del pabellón 2 de la Feria de Muestras parecían un auténtico hormiguero. (Miriam Chacón/Ical).
«Haberlos haylos...», nos decían algunos de los compradores que acudieron durante el pasado fin de semana a la III Feria del Stock, «...el caso es encontrarlos», reconocían, mientras buscaban entre un mar de ofertas la ansiada ganga.

Había mucha ropa y calzado de otras temporadas, alfombras con buenos descuentos, muebles y objetos de decoración, bisutería, perfumería y hasta artículos de papelería. «Si se viene buscando precios muy bajos, no es el sitio, ahora, si estás dispuesto a gastar algo de dinero, hay buenos descuentos», remarcaba otra de las compradoras, «y pagar un euro por la entrada, tampoco supone mucho», añadía su acompañant.

81 establecimientos han participado este año, distribuidos en 134 expositores que ya se plantean, debido al éxito de la feria, hacer dos ediciones al año, y poner a la venta, también, los excedentes de almacén de la temporada de primavera.

Hubo mucho público, aunque bolsas, se veían las justas. Ayer, a última hora, todavía quedaba género en las perchas que volverá al almacén.