El tribunal de la Audiencia Provincial que juzga por narcotráfico a doce personas vinculadas al clan de los monchines decidió escuchar como pruebas 108 horas de grabaciones realizadas por la Policía. Esto supondrá que la vista oral se alargue posiblemente hasta junio.