El Tablero, al fin sin vallas pero aún sin luz
Los vecinos disfrutan del parque en El Tablero Bajo cuando hay luz(A. D.).
Con los últimos rayos de luz los vecinos de El Tablero Bajo se apresuran para resguardarse en sus casas. No es que tengan miedo a la fauna nocturna, es que simplemente no ven tres en un burro. Es lo que pasa por abrir un parque, incitando a los vecinos a disfrutar de sus flamantes toboganes e impolutos bancos y olvidarse de pedir a Sevillana-Endesa que dé luz a las farolas.

Los vecinos están molestos porque, en vista de que las obras habían terminado y el parque seguía vallado, decidieron ocuparlo cívicamente para disfrutarlo junto a sus hijos pequeños. Se colaban por un hueco. Pero la constructora que realiza la obra tapó el agujero.

Ahora, han retirado las vallas al fin y los vecinos esperan que la constructora entregue la obra al Ayuntamiento para que éste traiga la luz, porque es como un parque de energía solar: funciona sólo con el sol.