Árboles nuevos para el Alamillo
Niños y mayores hicieron de jardineros por un día, en una plantación popular llena de diversión (K. Rangel).
Muchos sevillanos vivieron ayer de primera mano el primer paso hacia la ampliación del Parque del Alamillo: una plantación popular, guiada por monitores y jardineros del parque, con animación callejera incluida. Durante la mañana, pequeños y grandes colaboraron para plantar medio centenar de almeces («ejemplar de porte hermoso», en palabra del director del parque, Adolfo Fernández) procedentes del vivero de La Cartuja. Germinarán a final del verano. «Su fruto es comestible y gusta mucho a los niños», dice Fernández. Los nuevos árboles ya dan vida y sombra a un vial de 200 metros que va hacia San Jerónimo. «El primer paso de la ampliación hemos querido hacerlo con plantas, no con hormigón, para que se implicaran los ciudadanos», señala.