Crimea blinda su territorio antes del referéndum por miedo a provocaciones

  • Para impedir la llegada de provocadores desde otras regiones de Ucrania, cuyas autoridades han declarado que no planean enviar tropas a la península.
  • El secretario de Estado de EE UU John Kerry se reunirá con el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov para "encontrar una salida que rebaje las tensiones".
  • El G-7 pide a Rusia que cese su apoyo "de inmediato".
Varios cosacos que llevan el gorro tradicional de piel hacen guardia a las afueras del edificio del Parlamento regional en Simferópol, Crimea.
Varios cosacos que llevan el gorro tradicional de piel hacen guardia a las afueras del edificio del Parlamento regional en Simferópol, Crimea.
EFE

Crimea blindó este miércoles su territorio de cara al referéndum del próximo domingo sobre la reunificación con Rusia para impedir la llegada de provocadores desde otras regiones de Ucrania, cuyas autoridades han declarado que no planean enviar tropas a la península. La rebelde autonomía cerró hasta el 18 de marzo su espacio aéreo para todos los vuelos comerciales procedentes del resto de Ucrania.

La compañía de bandera ucraniana, "Aerolíneas Internacionales de Ucrania (AIU)", confirmó la cancelación de todos sus vuelos entre Kiev y la capital de Crimea, Simferópol, programados entre hasta el próximo 17 de marzo."Las medidas del aeropuerto de Simferópol perjudican a cientos de pasajeros, ucranianos y extranjeros. La suspensión de la conexión aérea daña la imagen de Ucrania y Crimea, ocasiona pérdidas económicas a AIU y el propio aeropuerto de Simferópol", se lamentó el director de la compañía aérea, Serguéi Fomenko.

Desde hace dos semanas, hombres armados y pertrechados como soldados profesionales, identificados como las autodefensas de Crimea, han ido tomando el control de prácticamente todos los enclaves estratégicos, instalaciones militares y nudos de transporte en el territorio de la autonomía. Las acciones del Gobierno prorruso de Crimea muestran su determinación de no dejar ningún cabo suelto para evitar posibles focos de resistencia ucraniana en la península.

A cuatro días del referéndum, Kiev y Crimea —ésta última con respaldo de los recursos propagandísticos de Moscú— han dado una nueva vuelta de tuerca a la guerra informativa que mantienen tanto para inclinar a los votantes de la autonomía hacia una de las opciones como para legitimar sus acciones entre su propia población. El Consejo Nacional para la Televisión y Radiodifusión ucraniano prohibió a los proveedores locales de televisión por satélite la retransmisión de cinco canales rusos.

Reunión de Kerry y Lavrov

El secretario de Estado de EE UU, John Kerry, anunció que viajará a Londres para reunirse el viernes con el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y le presentará "opciones" para resolver la crisis en Ucrania. "El presidente Obama, me ha pedido que vuele mañana por la noche a Londres para reunirme con Lavrov el viernes, y lo haré", dijo Kerry en una intervención ante el Comité de Gastos de la Cámara de Representantes estadounidense.

"Voy a ofrecer ciertas opciones a Lavrov y a través de él al presidente (ruso, Vladímir) Putin y a Rusia con la esperanza, creo que una esperanza que comparte el mundo, de que podremos encontrar una salida que rebaje las tensiones y halle una vía de respetar la integridad territorial de Ucrania", agregó Kerry.

El G-7 pide a Rusia que cese su apoyo

Los líderes del G-7 pidieron a Moscú que "cese de inmediato todos sus esfuerzos" en apoyo del referendo. "Los líderes de Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, EE UU y el presidente de la Comisión Europea instamos a Rusia a que cese todos sus esfuerzos por cambiar el estatus de Crimea, contrario a la ley ucraniana y una violación de la ley internacional", señalaron en un comunicado difundido en Bruselas y Washington.

Igualmente advirtieron a Moscú de que si se anexiona Crimea, los países del G-7 tomarán otras medidas a nivel individual y colectivo. La Comisión Europea y los siete países más desarrollados avisaron asimismo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, que "un referendo como ese no tendrá efecto legal", además de alertar de que "ante la presencia intimidatoria de tropas rusas (en Crimea), también sería un proceso fallido carente de fuerza moral".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento