El Museo Marítimo Ría de Bilbao acoge hasta el 15 de junio la exposición "Bilbao, barrio minero" de Ignacio Ipiña

El Museo Marítimo de Bilbao acoge hasta el próximo 15 de junio la exposición "Bilbao, barrio minero", de Ignacio Ipina, uno de los artistas que "mejor ha sabido plasmar la realidad minera de Bilbao y sus barrios mineros de la segunda mitad del siglo XX", según han destacado en la presentación de la muestra responsables del museo y de BilbaoHistoriko.
Exposición
Exposición
MUSEO

El Museo Marítimo de Bilbao acoge hasta el próximo 15 de junio la exposición "Bilbao, barrio minero", de Ignacio Ipina, uno de los artistas que "mejor ha sabido plasmar la realidad minera de Bilbao y sus barrios mineros de la segunda mitad del siglo XX", según han destacado en la presentación de la muestra responsables del museo y de BilbaoHistoriko.

La exposición forma parte del programa 'Las minas de Bilbao', desarrollado por BilbaoHistoriko y que durante los primeros meses de 2014 recuerda el pasado minero de Bilbao en general y de los barrios en concreto, con diferentes exposiciones, visitas guiadas temáticas y la Burdin Festa prevista para el fin de semana del 29 y 30 de marzo.

La muestra está compuesta por 33 óleos, realizados entre las décadas 50, 70, 80 y 90 y una pequeña colección de maquetas de cargadores de mineral de los muelles de Marzana, Urazurrutia e Ibeni, realizadas por el maestro artesano Jaime Laita.

Los cuadros conforman una serie pictórica cuyo objetivo es el de refrescar en la memoria del visitante la huella emocional de los barrios mineros, aquellos que llamaron los Barrios Altos.

Ignacio ipiña (1932-2010)

Ipiña nació en Bilbao, en la calle García Rivero, pero desde muy pronto se trasladó con su familia a la calle Pelota del Casco Viejo. En 1946, a los catorce años, inició sus primeros contactos con el óleo pintando paisajes en Orduña. Durante sus estudios de derecho, comenzó a pintar en las minas de San Luis y en sus alrededores.

Según su mujer, la poeta Blanca Sarasua, "para Ignacio Ipiña, la exposición era como un libro, tenía que tener argumento y contar una historia. Cuando un tema le llamaba la atención, hacía una serie de cuadros conectados entre sí. El color era la palabra, lo utilizaba para imprimir fuerza en sus cuadros".

Tras una década en la que estuvo en contacto con el pintor Retana, alavés afincado en Navarra, pintado paisajes de alrededores de Estella, en los primeros años de la década de los 70 volvió a centrar la atención en el Bilbao de los mineros, pero esta vez alternándolos con los paisajes de Urdaibai, sus caseríos, y sus antiguos astilleros.

En 1977, ayudado por un amigo y disfrazado de bombero, consiguió introducirse en Altos Hornos y preparar una de las series pictóricas que más le darán a conocer. Así, pintó rincones a los que ningún otro pintor había llegado, como el Silo de la Mimonita, la reparadora de torpedos, los almacenes de mineral, a los que añadió paisajes industriales exteriores y una serie concreta: 'Oxido y pueblo'.

Al finalizar el siglo, volvió a la temática de los años 50 y concluyó su serie sobre los barrios altos y los rincones mineros de Bilbao, que se expusieron en parte en La Bilbaína, como acto de esa Sociedad en conmemoración del 700 Aniversario de la fundación de la Villa.

Museo rialia

Por otro lado, el Museo de Rialia expone, hasta el 8 de junio, la muestra "Legado de hierro", de Ignacio Ipiña. Se trata de una colección pictórica de la década de los 80, la cual pretende mostrar al visitante la pintura de la última gran era industrial.

La muestra que se exhibe en Rialia se compone de 42 óleos, que "no solo logran plasmar la huella de una época y de un sistema de producción, sino también una forma de vivir y de trabajar", han destacado desde el museo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento