Numerosos compañeros de profesión de José María Huertas Clavería, muerto a los 67 años tras sufrir un derrame cerebral, pasaron ayer por la capilla ardiente, instalada en el tanatorio de Sancho de Ávila de Barcelona.

El funeral de Huertas Clavería, que actualmente ocupaba el cargo de decano del Col·legi de Periodistes, se celebrará este mediodía en la parroquia de Santa Maria del Taulat, en Poblenou. El veterano periodista barcelonés, que inició su carrera en el semanario Signo y que luego trabajó en los principales diarios de la capital catalana, llegó a ser juzgado en Consejo de Guerra y encarcelado en la Modelo por un artículo. Este hecho lo erigió como uno de los símbolos de la lucha por la libertad de expresión durante el franquismo.

Gran cronista de la ciudad de Barcelona, Huertas Clavería fue distinguido con el galardón Oficio de Periodista. Deja más de 50 libros e innumerables artículos de compromiso con la sociedad. Según afirmó ayer Jordi Hereu, alcalde de Barcelona, con él se pierde «a uno de los grandes cronistas contemporáneos».