La OSCyL estrenará 'Grises alcores', del vallisoletano Jesús Legido, y debutará con sendas obras de Elgar y Walton

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) estrena esta semana la pieza 'Grises alcores', encargada por la formación al compositor vallisoletano Jesús Legido e inspirado en los versos de Antonio Machado.
El oboe solista de la OSCyL, Sebastián Gimeno
El oboe solista de la OSCyL, Sebastián Gimeno
CCMD

La Orquesta Sinfónica de Castilla y León (OSCyL) estrena esta semana la pieza 'Grises alcores', encargada por la formación al compositor vallisoletano Jesús Legido e inspirado en los versos de Antonio Machado.

La obra se estrenará este jueves y viernes en el marco del décimo programa de abono de la temporada, en el que la OSCyL estará conducida por Josep Caballé-Domenech, quien la guiará en la interpretación del Concierto para oboe del galardonado Jesús Legido.

Con Sebastián Gimeno, primer oboe de la orquesta, como solista, la formación se sumergerá en la obra de Legido, quien tras haberse inspirado en Rosalía de Castro, León Felipe o Miguel Hernández, acude en esta ocasión a Machado, a quien recuerda en el título de la obra, 'Grises alcores', sacado de un verso perteneciente al poemario 'Campos de Soria'.

El programa se completa con dos novedades en el repertorio de la OSCyL: 'Cockaigne Overture', op. 40, de Edward Elgar, y la Sinfonía número 1 en Si bemol menor de William Walton, obras que abordará por primera vez.

La 'Cockaigne Overture' de Elgar, compuesta por encargo de la Royal Philarmonic Society, fue estrenada en Londres con "gran éxito" por el propio compositor y se convirtió en una de sus obras "más populares" aunque lo fue fundamentalmente en Gran Bretaña, por lo que no es frecuente su interpretación en los escenarios.

La Sinfonía número 1 de William Walton, encumbrado como "compositor moderno" por su obra 'Façade', programada la pasada temporada, representa "la máxima expresión de su pensamiento sinfónico" y completa el acercamiento de esta semana a la música británica.

La obra está asociada a las relaciones sentimentales del compositor, de modo que se ha querido ver en el "dramático" primer movimiento y en el scherzo el reflejo de la relación que mantenía con la Baronesa Imma von Doernberg, mientras el movimiento final supone la vuelta a la calma y refleja su relación con Alicia Wimborne, con la que vivió hasta su muerte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento