Entraron en una pensión y sacaron a la fuerza a la víctima. Le pegaron por la escalera y, ya en la calle, le propinaron patadas, golpes y cuatro puñaladas en el pecho. Otro hombre de 25 años fue agredido, también ayer por la mañana, en circunstancias no del todo claras en la calle Garbí (Benicalap). Sufrió cortes superficiales.