El 25% de las mujeres españolas padece incontinencia urinaria

  • El 80% no lo ha consultado nunca con un médico por considerar que es algo propio de la edad o por vergüenza.
  • Es una patología infradiagnosticada y, en muchos casos, infratratada.
  • El 64% de los afectados tiene "gravemente" afectada su calidad de vida.
  • Lastra emocionalmente al paciente, afecta a su autoestima y provoca trastornos.
Dos cirujanos durante una operación.
Dos cirujanos durante una operación.
HOSPITAL VALL D'HEBRON

La incontinencia urinaria afecta a cinco millones de mujeres en España; es decir, una de cada cuatro sufre esta patología. Ocurre sin embargo que el 80% nunca lo ha consultado con un médico por considerarlo algo propio de la edad o por vergüenza.

Son datos del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI), que calcula en 6,5 millones el número de españoles afectados, de los que uno de cada tres nunca lo ha consultado con un médico, lo que la convierte en una patología infradiagnosticada y, en muchos casos, infratratada.

La probabilidad de sufrir incontinencia aumenta a medida que avanza la edad. Así, a partir de los 35 años, un 25% de las mujeres la padece, porcentaje que crece hasta el 50% a partir de los 65 años.

Según el informe ONI, el 64% de los afectados tiene "gravemente" afectada su calidad de vida por la incontinencia, al tratarse de un problema que les genera múltiples limitaciones a la hora de realizar actividades de su vida cotidiana, incluidas las laborales y las sociales.

Los efectos de la incontinencia no se producen solo a nivel físico, sino también a escala psicológica y social, ya que "lastra emocionalmente" a los pacientes, afecta gravemente a su autoestima y provoca frecuentemente trastornos emocionales relacionados con la enfermedad, tales como ansiedad, estrés, aislamiento social y depresión.

Primeros síntomas

Sufrir escapes al reír, estornudar, saltar o realizar algún otro movimiento brusco, tener problemas para contener la orina al apresurarse para ir al baño, observar cambios en la frecuencia con la que se orina o hacerlo de forma demasiado frecuente, son algunos de los primeros síntomas que alertan de esta enfermedad, y que aconsejan ir al médico, según explica el ONI.

El jefe de Sección de Urología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y Jefe del Instituto de Urología y Suelo Pélvico del Hospital Beata María Ana de Madrid, Gregorio Escribano, destaca la importancia de que las mujeres que sufran pérdidas de orina acudan al médico. "Sabemos que muchas sienten vergüenza, pero ese es un sentimiento que hay que vencer, pues se trata de un problema de salud", advierte.

El ONI recuerda que existen técnicas "altamente efectivas" para tratar el problema, como las mallas o cabestrillos quirúrgicos, que ofrecen una efectividad superior al 90%. Se trata, además, de una intervención que en muchos casos no requiere de ingreso hospitalario mediante la que se coloca un material en forma de hamaca, para sostener la uretra y reforzar los tejidos que están débiles, lo que permite recuperar el control de la vejiga.

Por eso los especialistas insisten en la necesidad de que la incontinencia deje de ser un tabú y en que las personas afectadas acudan a la consulta para informarse sobre los tratamientos que existen en la actualidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento