(AMP) El PPdeG rechaza consensuar un texto sobre el cerco bajo medidas de "presión", pero mantiene el diálogo

Pedro Puy cuestiona el encierro en el Parlamento y deseó que lo "mejor" sería un desalojo sin "métodos violentos"

La reunión de la Xunta de Portavoces, reunida de urgencia tras finalizar el pleno en el que decayeron cinco iniciativas de la oposición, acabó sin ningún acuerdo de apoyo a la flota del cerco que incluyese la renegociación del reparto de la cuota de la caballa y el jurel.

A la salida de la reunión, que se ha prolongado durante más de una hora, el popular Pedro Puy ha rechazado que el funcionamiento de la Cámara esté "condicionado" por "medidas de presión" y ha indicado que, "en la medida en que se condicionó" el funcionamiento de la institución, eso "llevó" a que los populares "ni siquiera enmendasen" la propuesta llevada a la Xunta de Portavoces y que considerasen que esta cuestión no debía ser "abordada hoy", pero "puede ser abordada cuando quieran los grupos de la oposición".

En este punto, ha hecho constar que, de hecho, los socialistas tenían listas para su debate en pleno iniciativas relativas a la pesca del cerco, pero ninguna de ellas fue introducida en el orden del día para este pleno.

Pedro Puy también censuró que lo ocurrido este martes ha impedido se debatiesen en el hemiciclo gallego iniciativas relativas al sector eólico, la sanidad en la provincia de Pontevedra o la pobreza energética, así como conocer la opinión de la oposición en lo relativo al empleo juvenil, materia de una comparecencia que tuvo lugar a cargo de la conselleira Beatriz Mato.

"Más allá de los problemas de fondo, en la medida en que se nos condicionó el cumplimiento de las normas esenciales de un sistema democrático, que pasan por el respeto al Parlamento de Galicia, llevó a que nosotros ni siquiera enmendáramos y considerásemos que esta cuestión no debería ser abordada hoy", ha explicitado Pedro Puy, quien, en todo caso, se ha reafirmado en la oferta de "diálogo", incluida la de la Xunta, y quien ha defendido la labor de la Administración autonómica para un acuerdo favorable para el sector.

Es más, preguntado por la cuestión, ha advertido de que "condicionar el cese de actitudes que son, cuanto menos, irregulares, a la aprobación de un texto, sentaría un precedente inadmisible en cualquier institución democrática".

Actuación policial

Además, los grupos de la oposición quisieron que la Xunta de Portavoces se pronunciase en contra de la actuación policial que, en palabras de socialista José Luis Méndez Romeu, fue "desproporcionada" y una "violencia extrema" por parte de los antidisturbios.

En todo caso, el PSdeG trasladó a la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, que los socialistas consideran que Galicia "no debe ser" ni Ceuta ni Ucrania, con un parlamento condicionado, y ha rechazado cualquier solución "que no pase por el diálogo" y el "pacto".

"Seguiremos propugnando el normal funcionamiento de las instituciones y por su puesto el diálogo", ha incidido Pedro Puy, quien ha demandado a la institución parlamentaria que, en este sentido, "mantenga el orden y la seguridad y el respeto al trabajo parlamentario en este edificio utilizando, en la medida de lo posible, la fuerza del diálogo y de la convicción para respetar a las instituciones que representan a todos los gallegos".

ENCIERRO

Pedro Puy, que ha llamado la atención sobre el hecho de que la manifestación remató en un lugar donde no estaba previsto y no estaba autorizada ante el Parlamento, ha recordado que la decisión sobre el encierro de los marineros depende de la Mesa de la Cámara y su presidenta.

"Esas personas accedieron invitadas por un grupo parlamentario y ahora se niegan a abandonar las dependencias parlamentarias, es a la Mesa a la que le corresponde este tema", respondió preguntado por qué pasaría con los encerrados.

A ello, añadió: "Nosotros entendemos que, en la medida en que se pueda hacer sin emplear métodos violentos, mejor que mejor, pero efectivamente también razonable también suponer que es una cuestión discutible si una persona se puede encerrar en el Parlamento y permanecer a lo largo de toda la noche en todas sus dependencias".

INDIGNACIÓN

Por su parte, el portavoz parlamentario de Alternativa Galega de Esquerda, Xosé Manuel Beiras, ha mostrado su "indignación" con los populares; mientras que su homólogo del BNG, Francisco Jorquera, ha reprobado la "actuación total y absolutamente desmedida y desproporcionada contra los marineros que se estaban manifestando, defendiendo el pan de sus familias".

Xosé Manuel Beiras, que ha asegurado que siente "vergüenza ajena" sobre "a qué está reducido el Parlamento gallego" y, en este sentido, ha censurado que los miembros del Gobierno "pasen" de los marineros del cerco, "ni siquiera aprueban" un texto "sencillo" y pretendan "echar fuera" de la sede del Legislativo "con la colaboración" de la oposición a los encerrados.

"Ni de broma", ha advertido el portavoz parlamentario de AGE, quien ha avisado que, "desde luego que no van a hacer de policías".

En su intervención, Francisco Jorquera, que ha recordado que los diputados también trataron de "serenar los ánimos", ha pedido "explicaciones inmediatas" del delegado del Gobierno, Samuel Juárez, ante la Cámara autonómica por la actuación, también contra "diputados".

Nuevo reparto

A propuesta del PSdeG y después consensuado con todos los grupos, se llevó a la Xunta de Portavoces una propuesta para rechazar la actual propuesta del cerco y solicitar al Gobierno gallego que negociase un nuevo reparto, así como que manifestarse que la cuota otorgada por la Comisión Europea "inviabiliza" el futuro del sector.

Méndez Romeu ha censurado la "nula capacidad de la Xunta" para resolver los problemas del sector del cerco y ha censurado que la "mayoría popular impidiese" la aprobación del texto.

Al respecto, el BNG ha recordado que el sector es "estratégico" y ha recriminado que la actuación del Gobierno central en materia pesquera y que el Ejecutivo autonómico "se inhibe de defender ante Madrid los intereses de la pesca gallega".

"Tenemos un Gobierno gallego que da la espalda a un sector límite, porque lo que hoy ha ocurrido también hay que comprenderlo en un sector que está en una situación desesperada, en que no perciben ningún ingreso y en que los hijos no tienen para comer", ha sentenciado.

"La gente del sector lleva cuatro meses sin ingresar dinero, familias que no tienen la fortuna de Blesa ni de Aznar ni nada por el estilo", ha manifestado Beiras, quien ha reprobado que, al igual que el diputado del BNG, el "veto" del PP a la declaración.

Los marineros encerrados, además de reunirse con los representantes de todos los grupos parlamentarios, han recibido un asesor de la conselleira de Mar, Rosa Quintana, con quien rechazaron mantener un encuentro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento