Pastor dice que el Gobierno no renuncia a llevar la alta velocidad a Asturias una vez resueltos los problemas técnicos

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado este martes que el Gobierno no renuncia a llevar el ferrocarril de alta velocidad a Asturias, una vez solucionados los problemas técnicos que han surgido en la variante de Pajares y la infraestructura pueda estar operativa.
Ana Pastor
Ana Pastor
EUROPA PRESS

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado este martes que el Gobierno no renuncia a llevar el ferrocarril de alta velocidad a Asturias, una vez solucionados los problemas técnicos que han surgido en la variante de Pajares y la infraestructura pueda estar operativa.

Pastor ha reafirmado así el compromiso del Ejecutivo con la conexión ferroviaria de Madrid y Asturias y, aunque ha reconocido que "muchas cosas se han hecho mal", ha insistido en que el Ministerio está trabajando ya en solucionar los problemas surgidos siguiendo las indicaciones de los técnicos.

La ministra ha respondido así en el Pleno del Senado el senador de IU Enrique Iglesias, quien ha reconocido que Asturias tiene una orografía "peculiar" pero ha censurado los constantes retrasos para mejorar su conexión ferroviaria, que fue asumida como compromiso electoral por primera vez por Leopoldo Calvo Sotelo en 1982.

Y aunque el senador ha asegurado no dudar del "esfuerzo inversor" realizado en la variante de Pajares y la aparición de "dificultades técnicas", ha pedido al Gobierno "un esfuerzo" en evaluar cómo se hicieron los informes técnicos iniciales que no advirtieron de los peligros. "No es la primera vez que se pasa por debajo de la cordillera cantábrica. Resulta sorprendente que todos los informes estén mal, alguna responsabilidad tiene que haber", ha defendido.

La ministra ha repasado así las inversiones realizadas por su Departamento en esta infraestructura y los esfuerzos para "superar las dificultades". Además, ha aludido a la estación "fondo de saco" de León y ha insistido en que el Gobierno está trabajando para "darle una solución".

Según ha adelantado, una vez que esté terminada la alta velocidad hasta León y operativa la variante de Pajares, el tren tardará en llegar tres horas y cuarto de Madrid a Oviedo y tres horas y cuarenta minutos hasta Gijón. Estos tiempos han sido puestos en duda por el senador de IU, que ha recordado el tiempo que se perderá precisamente en la estación de León, en la que el tren tiene que retroceder para seguir su camino.

"Estamos trabajando en la resolución problemas, dando soluciones eficaces para que una obra tan importante se ponga en marcha lo antes posible", ha insistido la ministra, que ha asegurado que el Gobierno está "abierto" a la colaboración con todos los partidos para "poder trabajar juntos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento