Ocho policías heridos y tres detenidos en el enfrentamiento de marineros del cerco con agentes en Santiago

Ocho policías heridos y tres manifestantes detenidos es el balance de los enfrentamientos registrados este martes en el marco de una protesta de marineros del cerco y los agentes antidisturbios desplegados en Santiago de Compostela.
Carga policial contra los manifestantes del cerco en Santiago
Carga policial contra los manifestantes del cerco en Santiago
EUROPA PRESS

Ocho policías heridos y tres manifestantes detenidos es el balance de los enfrentamientos registrados este martes en el marco de una protesta de marineros del cerco y los agentes antidisturbios desplegados en Santiago de Compostela.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno, que han subrayado que la Policía Nacional "realiza el trabajo conforme a las actuaciones que corresponde a grupos violentos en una manifestación".

Sobre lo sucedido en la jornada de este martes, en la que se han producido cargas policiales para dispersar a los manifestantes del cerco que, tras completar su manifestación entre el Obradoiro y la Xunta se dirigieron al Parlamento de Galicia, la Delegación del Gobierno ha señalado que esta segunda parte de la movilización "era ilegal" por no haber sido comunicada previamente.

En este sentido, la Delegación del Gobierno ha puntualizado que el recorrido realizado entre la Xunta y el Parlamento de Galicia "no estaba comunicado" y "en el mismo horario" coincidió con otras dos manifestaciones delante de la Cámara que "sí" habían sido comunicadas.

"La Policía tiene que permitir el derecho de los ciudadanos a ejercer su derecho a manifestación de los que sí lo comunicaron y que se desarrolle con normalidad y seguridad", defiende la Delegación del Gobierno.

Triple actuación

En concreto, sobre las cargas policiales, la Delegación del Gobierno ha aclarado que las cargas policiales se llevaron a cabo "para repeler las embestidas de los grupos violentos" en el marco de una manifestación en la que se provocaron altercados con el fin de "garantizar la seguridad ciudadana".

Al respecto, la Delegación del Gobierno defiende que la Policía Nacional ha centrado su trabajo en "proteger" a la ciudadanía en general, así como a los manifestantes que había comunicado sus manifestaciones frente al Parlamento y a los diputados a la Cámara autonómica también.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento