Un cerebro más grande no implica ser más habilidoso

  • Un estudio del Instituto Salk realizado con ratones determina que si se tienen áreas de la corteza cerebral demasiado grandes o pequeñas el rendimiento en pruebas de habilidad es peor.
  • Estas áreas pueden ser hasta dos veces más grandes según las personas.
  • Los ratones con áreas grandes tenían peor coordinación y equilibrio.
La habilidad para golpear una pelota de béisbol o tocar bien el piano es parte cuestión de práctica y parte talento innato.

Esto quiere decir que un lado de la ecuación necesaria para llevar a cabo acciones complejas depende de la arquitectura del cerebro genéticamente determinada antes del nacimiento, aseguran los científicos del Instituto Salk de Estudios Biológicos.

En la edición online de Proceedings of the National Academy of Sciences, los investigadores de este instituto concluyen que en los ratones las divisiones funcionales de la corteza cerebral deben tener el tamaño concreto en comparación con otras parte del cerebro; en caso contrario, los ratones rendin menos en las pruebas de habilidad.

A estas subdivisiones especializadas funcionalmente se las conoce como áreas, y son responsables de la percepción sensorial, los movimientos y la coordinación de éstos y otros fenómenos complejos, como informa PhysOrg.

Hasta ahora se sabía que la misma área del corteza cerebral podía ser hasta dos veces más grande según la persona, pero no se sabía si las variaciones de tamaño podían influir sobre el rendimiento de determinados comportamientos.

Los investigadores del Instituto Salk manipularon genéticamente áreas del corteza cerebral de ratones y probaron los efectos que tenían los cambios de tamaño.

Los resultados les permitieron concluir que si hay determinadas áreas del corteza cerebral relacionadas con las sensaciones corporales y la motricidad que son más grandes o más pequeñas de lo normal los ratones no son capaces de salvar una carrera de obstáculos, se caen de una noria giratoria y se desenvuelven peor a la hora de realizar determinadas acciones que requieren equilibrio y coordinación.

"Se había asumido siempre que si una zona cortical era más grande, sería más eficiente a la hora de procesar información”, dice el autor principal del informe, Dennis O’Leary, profesor del Laboratorio de Neurobiología Molecular del Instituto Salk.

“Sin embargo, nuestros resultados sugieren que el tamaño del área que produce un comportamiento óptimo es aquel que se integra mejor en el contexto del sistema neuronal dentro del cual opera esa área”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento