La pérdida de tensión en la catenaria ha obligado a Renfe a establecer un plan alternativo de transporte por carretera entre Valladolid y Venta de Baños (Palencia) para sus clientes de los servicios de Alta Velocidad-Larga Distancia en la línea Madrid-Hendaya.

Las dos vías se han quedado sin servicio entre Corcos y Cabezón de Pisuerga debido a un enganchón en catenaria durante la circulación de un tren Madrid-Irún, que ha dejado sin tensión este tramo. Un portavoz de Renfe ha explicado a Europa Press que en total se habrían visto afectados diez trenes, en ambos sentidos.

Un portavoz de Adif ha informado de que los técnicos habían conseguido solucionar el problema parcialmente y que el Alvia 4177, afectado por la incidencia, podría retomar la marcha a las 23.45 horas de este domingo. De esta forma, la circulación de la vía dos quedaría restaurada a partir de esa hora.

Renfe ha precisado, por su parte, que a primera hora de la mañana del lunes, 10 de marzo espera que esté restablecido el servicio ferroviario en ambas líneas.

Renfe ha lamentado las molestias de esta incidencia y ha recordado a sus clientes que su compromiso de puntualidad les da derecho a reclamar y recibir las oportunas indemnizaciones por este retraso.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.