La reforma del aborto y la violencia machista han protagonizado las marchas reivindicativas celebradas en una veintena de ciudades para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres, en las que se ha denunciado además la brecha salarial respecto a los hombres y la eliminación de derechos sociales.

La manifestación de Madrid, que ha discurrido desde Cibeles hasta la Plaza de España, ha sido de las más numerosas, ya que miles de personas han secundado esta convocatoria, detrás de la pancarta con un triple lema: "En nuestros úteros no se legisla", "Nuestros cuerpos no se maltratan" y "Nuestros derechos no se recortan".

Personas de todas las edades, mujeres y hombres, han participado en esta marcha "festiva, pacífica y reivindicativa" que, según afirman desde el sindicato UGT, logró llenar la calle Alcalá y la Gran Vía: "Estaba lleno desde Cibeles a plaza de España", aseguran.

En Las Palmas de Gran Canaria se ha escenificado un peculiar entierro de "la Gallaradina" Grupos de mujeres jóvenes y familias han coreado lemas reclamando al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que no ponga en marcha la reforma del aborto o a la Conferencia Episcopal que no se "inmiscuya en las libertades de las mujeres".

En Barcelona, la manifestación unitaria convocada por la Coordinadora Feminista, se ha iniciado en la plaza Universidad para terminar en la de Sant Jaume, bajo el lema de "Yo decido, yo desobedezco. Aborto libre y gratuito". La manifestación, a la que han asistido miles de personas y pocos líderes políticos, se convirtió en un clamor contra la reforma de la ley del aborto.

Durante la marcha se han leído y escuchado frases como 'Yo decido, yo desobedezco', 'Papeles y derechos para todas', 'Las mujeres parimos, las mujeres decidimos' y 'Gallardón dimisión'.

Al finalizar el recorrido, los sindicatos han leído un manifiesto conjunto en el que han pedido que la negociación colectiva impulse planes de igualdad en las empresas y acabe con la discriminación salarial y el acoso sexual en el ámbito laboral. El texto ha señalado la importancia de la formación y el compromiso político para favorecer "la corresponsabilidad, el reparto de los trabajos y el fin de los estereotipos".

Protestas en veinte ciudades

  • Valencia. Detrás de la pancarta "Ni un paso atrás: desobediencia feminista", han recorrido las calles de Valencia miles de personas para exigir sus derechos y denunciar que la crisis económica está sirviendo "de excusa" para acometer recortes en los servicios básicos, "en un claro ataque contra los intereses de las mujeres". La protesta ha concluido con una 'perfomance', escenificando un akelarre, y una mascletá de globos tras la lectura de un manifiesto.
  • Zaragoza. La de Zaragoza también ha concentrado a varios miles de personas "mas indignadas y enfadadas que nunca" por los recortes, según la portavoz de la Coordinadora de Organizaciones Feministas, Cristina Jiménez, quienes han exigido la libertad de la mujer para decidir sobre sus derechos sexuales y reproductivos y la igualdad salarial con el hombre.La marcha de la capital aragonesa ha recibido el respaldo de las convocadas por la dignidad que venían desde Navarra, Cataluña y otros puntos de Aragón.
  • Sevilla. Miles de personas han participado en la manifestación "unitaria" convocada por el Movimiento Feminista de Sevilla este sábado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, bajo el lema 'Ni un paso atrás en nuestros derechos. Nosotras decidimos', que ha servido de protesta "contra los recortes en los derechos de las mujeres que lleva a cabo el Gobierno central, presidido por Mariano Rajoy".
  • Málaga. Más de 4.000 personas —según CC OO— han acudido este sábado a la manifestación que ha tenido lugar en la capital para conmemorar el Día de la Mujer y "para reivindicar, ahora más que nunca, nuestros derechos fundamentales".
  • Las Palmas de Gran Canaria. La iniciativa aquí se ha celebrado a ritmo de Carnaval, ya que se ha escenificado un peculiar entierro de "la Gallaradina", en el que unas carnavaleras viudas han quemado el anteproyecto de ley del aborto.
  • Santiago de Compostela. Unas cinco mil personas de las cuatro provincias gallegas se han manifestado este domingo en Santiago de Compostela contra la reforma de la ley de interrupción voluntaria del embarazo convocadas por la "Plataforma gallega por el derecho al aborto". La marcha, que se inició en la estación del tren y concluyó en la plaza de A Quintana, en el corazón del casco viejo compostelano, fue apoyada también por los partidos políticos de la oposición y las centrales sindicales, cuyos dirigentes participaron en la marcha.

También las críticas al aborto han copado las concentraciones celebradas en Santander, Palma de Mallorca, Albacete, Logroño, Gijón o León.