El comité de empresa de Ence-Navia ha expresado este miércoles al Ministerio de Industria su "seria preocupación" por el futuro de la compañía ante "los cambios regulatorios eléctricos de los últimos meses".

"Después de un gran recorte en las primas a las energías renovables ahora se clasifica de hecho la lignina (resina de la madera) como 'residuo' cuando hasta ahora se consideraba 'biomasa', y se elimina incomprensiblemente la prima a la cogeneración", remarcan los trabajadores en nota de prensa.

Así, considera que esta medida "pone en riesgo la viabilidad de la empresa, y por ello, el empleo directo e inducido, así como a todo el sector forestal".

"La madera se compone a partes iguales de celulosa, lignina y agua. El proceso de fábrica consiste en separar la celulosa de la lignina; la primera para, después de blanqueada, prepararla para pasta de papel, y la segunda, como combustible para generar vapor y electricidad", explican.

Por ello, remarcan que "la lignina es biomasa", apuntando a directivas europeas frente al borrador ministerial que pretende "tratarla como un residuo y sin valor", mientras en países competidores como Portugal, Francia, Italia, Reino Unido, Escandinavia y Alemania sí se le da ese valor.

"Consideramos que es discriminatorio que se subvencione la cogeneración con purines, orujillo y con gas, y no así el licor negro, combustible autóctono y renovable", sostienen desde el Comité de empresa de Ence-Navia.

Por tanto, los representantes de los trabajadores exigen a los políticos responsables "que den prioridad siempre al empleo, a las energías locales y renovables, que no dependen de la importación".

Consulta aquí más noticias de Asturias.