El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha pedido este miércoles ante su homólogo ruso, Serguei Lavrov, respeto a la legalidad nacional e internacional en Ucrania, incluyendo la inviolabilidad de las fronteras, la integridad territorial del país y la soberanía nacional "sin injerencias externas".

Además, Margallo ha pedido que se sustituya "la lógica de la confrontación por la de la cooperación" y ha hecho hincapié en considerar a Rusia un socio importante en la resolución de numerosos asuntos clave internacionales.

Margallo ha recalcado que la Unión Aduanera que promueve Moscú no tiene que ser excluyente del Acuerdo de Asociación que la UE propuso a Ucrania, sino que habría que avanzar hacia una zona de libre comercio "desde Lisboa a Vladivostok".

España desea un diálogo fructífero, un proceso de confianza recíproco entre Rusia y España en concreto y con la UE en generalHa destacado que España considera a Rusia "un actor muy importante en la comunidad internacional" y no sólo para resolver la crisis de Ucrania, sino también otros asuntos que "están envenenando la convivencia internacional", como el conflicto sirio o el acuerdo temporal firmado sobre el programa nuclear iraní.

"España desea un diálogo fructífero, un proceso de confianza recíproco entre Rusia y España en concreto y con la UE en general, y una conclusión del proceso de reformas inclusivo que garantice un puesto al sol de todas las minorías que ahora tienen discrepancia en Ucrania", ha agregado García-Margallo.

Ha hablado de las sanciones que la UE baraja emprender contra Rusia y al respecto ha recordado que España aprobó la resolución que se analizó el pasado lunes en la reunión extraordinaria de ministros de Asuntos Exteriores de la UE en Bruselas.

"Dije y digo que deseamos que la situación se calme, que esa desescalada se produzca y que no obligue a esa situación", ha dicho, antes de insistir en que España desea que se produzca ese diálogo entre la UE y Rusia, y que está "a disposición" de ambas partes.

"Rusia y la UE tienen que entenderse, son protagonistas importantes en la vida internacional", ha concluido.

Lavrov: "En Kiev se produjo un asalto armado al poder"

En rueda de prensa conjunta en Madrid tras una reunión entre ambos, Lavrov ha avisado por su parte de que en Ucrania se produjo un "asalto armado al poder y el presidente electo fue apartado por métodos que no están previstos en la Constitución ni en las leyes" —siguiendo las tesis expuestas este martes por Putin— y ha acusado a Occidente de no haber reaccionado a tiempo ante las actitudes en Ucrania contra el poder legítimo y que ha considerado que suponen "malos ejemplos muy contagiosos", y ante los que hay que ser "muy consecuentes".

Rusia no va a permitir derramamiento de sangre algunoLavrov también ha aprovechado la comparecencia junto a Margallo para instar a que se respete el acuerdo firmado el pasado 21 de febrero por el entonces presidente de Ucrania, Viktor Yanukovich, y la oposición, y ha advertido de que no "hay que hacerse listo" y pretender engañar.

El ministro ha asegurado que las tropas pro-rusas desplegadas en Crimea no responden a órdenes de Moscú y ha explicado que los militares de su país que se encuentran en territorio ucraniano se encuentran en sus bases y ha adoptado medidas de alerta especial y de control de la flota del Mar Negro.

"No vamos a permitir derramamiento de sangre alguno. No vamos a permitir -ha garantizado- atentados contra la vida y la salud de los que viven en Ucrania y de los ciudadanos rusos que viven en Ucrania".

Lavrov ha hecho esa advertencia al ser preguntado por la posibilidad de que Rusia aceptara observadores internacionales en Ucrania para comprobar que las tropas rusas se encuentran en sus bases en la península de Crimea.

El jefe de la diplomacia rusa ha subrayado que la aceptación o no de los observadores corresponde a las autoridades pertinentes y ha insistido en que lo importante es que se cumpla ese acuerdo del 21 de febrero porque es la salida a la situación actual y hay que ser "honestos" con los términos recogidos en el mismo.

"No hay que hacerse el listo, no hay que engañar a nadie y no hay que tirar de la manta", ha señalado Lavrov.