La Diputación concluye la retirada de los antiguos accesos a Bilbao por Sabino Arana tras ocho meses de trabajo

La capital vizcaína contará con decenas de miles de metros cuadrados para nuevos usos urbanos

La Diputación Foral de Bizkaia ha concluido la retirada de los antiguos accesos a Bilbao por la Avenida de Sabino Arana, tras ocho meses de trabajo y una inversión de 2.785.000 euros. De esta manera, la capital vizcaína contará con decenas de miles de metros cuadrados para nuevos usos urbanos.

Durante la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno foral, la diputada de Obras Públicas y Transportes, Itziar Garamendi, ha asegurado que, durante las obras, "se han combinado con éxito métodos mecánicos tradicionales de demolición, con el corte, izado y bajada de los tableros, gracias a una de las grúas móviles más grandes del mundo, que, por primera vez, actuaba en una entorno urbano habitado".

Según ha apuntado, "esta circunstancia ha permitido reducir al máximo las afecciones provocadas por el desarrollo de las labores de retirada de los viaductos, que en un 98% se han llevado a cabo en horario diurno, salvo el tramo que sobrevolaba la calle Autonomía y los tableros más próximos al tronco de la A-8".

"Uno de los grandes objetivos era que esta obra afectara lo menos posible a las viviendas, locales y garajes de la zona, así como a vehículos privados, autobuses, ferrocarril y otros servicios públicos", ha añadido.

Itziar Garamendi ha manifestado que, "para que la grúa pudiera desarrollar su trabajo de la manera más ágil posible, los técnicos desarrollaron una pieza específica para elevar tableros completos entre pilares de manera equilibrada y con total seguridad".

La diputada de Obras Públicas ha revelado que estas maniobras fueron seguidas de cerca por expertos para su posible aplicación en otras labores de derribo en entornos urbanos.

En este sentido, ha apuntado que la pieza más pesada de las elevadas ha alcanzado las 722 toneladas a una distancia del suelo de 17 metros; y el tablero retirado con más peso, 1.200 toneladas, sobre la calle Novia Salcedo, tuvo que ser dividido en dos mitades para facilitar el trabajo de la grúa.

La obra en cifras

Los tableros retirados en estos ocho meses de trabajo suman 1.324 metros lineales y 23.850 metros cuadrados. Una vez en el suelo, tableros y pilares han sido despedazados para separar los elementos metálicos de la estructura antes de su reutilización.

De esta forma, el hormigón se ha introducido como relleno en los cajones del dique de cruceros de Getxo y forma parte de diferentes explanadas en distintos puntos de Bilbao.

El acero ha sido reciclado por gestores autorizados, mientras que las pantallas acústicas se han recolocado en la A-8 entre Basauri y Ermua, y el aglomerado se ha trasladado a la planta especializada en su tratamiento de la Diputación Foral de Bizkaia.

La superficie total generada, una vez demolidos los viaductos, incluidos los estribos y espacios entre ramales, es de 29.340 metros cuadrados. En el derribo de los antiguos accesos a Bilbao han participado 131 trabajadores y durante los denominados "picos de obra" se ha llegado a contar con 57 personas de manera simultánea.

La diputada de Obras Públicas ha expresado su satisfacción por el desarrollo de los trabajos y ha asegurado que es un compromiso cumplido por el que, a partir de este momento, "la ciudad contará con decenas de miles de metros cuadrados para nuevos usos urbanos".

Itziar Garamendi ha asegurado que "ésta ha sido una obra delicada, con momentos técnicamente complicados, pero que se ha llevado a cabo de acuerdo con las previsiones elaboradas y en el plazo establecido por el proyecto de demolición".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento