El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha comparecido en el Congreso de los Diputados para explicar la decisión del Gobierno de conceder el segundo grado penitenciario al terrorista Iñaki De Juana Chaos.

"He tomado la decisión personalmente, y la he tomado por razones legales y humanitarias", declaró el ministro, consciente de que "es una decicisón controvertida".

He tomado la decisión personalmente, y la he tomado por razones legales y humanitarias

De Juana Chaos, que partió hoy hacia el hospital Donostia de San Sebastián, se ha visto beneficiado del segundo grado penitenciario, la prisión atenuada, que le permitirá acabar de cumplir el año que le queda de condena en su casa.

En la decisión ha influido el "grave estado de salud" del preso y las consecuencias que tendría mantenerlo en su situación actual: "de no haber tomado esta decisión, Ignacio de Juana hubiera fallecido en las próximas semanas", según Rubalcaba.

El ministro ha recalcado que, "pese a que algunos nos puede haber parecido poco" el tiempo que De Juana pasó en prisión por sus 25 víctimas mortales como terrorista de ETA, en este caso cumplía condena "por amenazas".

Derecho a la vida

Durante su comparecencia, el ministro aclaró que la Constitución impone al Estado velar por "el derecho a la vida" de todos los ciudadanos, y según sus informes médicos, "el riesgo para su vida es muy alto, y de secuelas permanentes es aún mayor".

El Estado tenía que tomar esta decisión, "aunque nos repelan aquellos con los que somos humanitarios"

Según Rubalcaba, la "legitimidad moral" del Estado reside en parte en su carácter humanitario, "aunque nos repelan aquellos con los que somos humanitarios". Añadió que es "consciente de que De Juana no tuvo piedad de sus víctimas, pero nos diferenciamos de los terroristas en que nos importan todas las vidas.

Rubalcaba ha recalcado que en el pasado se han aplicado medidas penitenciarias equivalentes, en algunos casos en favor de presos de ETA "por delitos más graves y penas mayores".

Apoyo de todos, salvo el PP

Tras tomar esta decisión, que asume como "controvertida" pero "muy pensada", Rubalcaba acudió al Congreso para informar al resto de fuerzas políticas con representación.

En este sentido, Rubalcaba ha declarado que cuenta "con el apoyo de todos los grupos parlamentarios salvo el Partido Popular", de cuyo portavoz, Eduardo Zaplano, afirma que ha estado "correcto".

Rubalcaba afirma desconocer si De Juana va a abandonar la huelga de hambre, pero sí que el preso ingresará ahora en un hospital del País Vasco para recuperarse, y luego, si es posible, será trasladado a su casa.

En estos momentos, el terrorista se dirige en una ambulancia a San Sebastián, al hospital Donostia.